Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Info General

Info General

Los ciclistas misioneros regresan a la Basílica tras ausentarse por la pandemia

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

Este año esperan una convocatoria aún mayor, luego de no haber podido pedalear el 8 de diciembre pasado. A la previa realizada el fin de semana hasta Loreto fueron 5.000.

La peregrinación en bicicleta que une cada 8 de diciembre a ciclistas misioneros con la basílica de la Virgen de Itatí ha llegado a convocar en años anteriores hasta 25.000 personas que parten desde distintas localidades de la vecina provincia para recorrer más de 250 kilómetros pedaleando hasta la casa de María.

La tradicional manifestación de fe, que nació en 1981 impulsada por un pequeño grupo de fieles -entre los que se encuentra Teófilo Zurdel y su familia- no pudo concretarse en 2020, por las restricciones que impuso la pandemia de coronavirus. Sin embargo, en esta ocasión los organizadores estiman que la convocatoria podría ser aún más multitudinaria que en otras ocasiones.

"La situación está complicada desde el punto de vista económico, para adquirir repuestos por ejemplo. Y muchos de los grupos que pedalean, que siempre recaudan fondos con eventos anticipados, tampoco pudieron hacerlo durante este año. Sin embargo, las ganas están incrementadas", evaluó Marcelo Prochaska, uno de los históricos organizadores de esta peregrinación en dos ruedas.

Como amigo personal de Don Teófilo y peregrino de Itatí, Prochaska comenzó sus itinerarios de fe hacia la Basílica en 1979. Y aún continúa al frente como colaborador de las organizaciones del evento, en el cual también pedalea. "Este fin de semana pasado se hizo la 13ª peregrinación a Loreto, algo que se vive como una previa a Itatí, y participaron muchísimos ciclistas peregrinos. Fueron como 5.000 personas", señaló en diálogo con República de Corrientes.

En parte, este año la peregrinación a los pies de la Virgen Morena se impulsa "como un homenaje a todos los que perdimos personas cercanas durante la pandemia. Hay muchos que se quedaron complicados por la covid y no podrán ir o lo harán con limitaciones. Vamos a agradecer por la salud y por recordar a estas personas", explicó.

Lo que nació en 1981 como una muestra de fe para pedir por la salud de un niño, se convirtió en una verdadera tradición de ciclistas de diferentes puntos de la provincia de Misiones, logrando un efecto de transferencia de generación en generación, en los 41 años de vida de la movilización.

Prochaska conforma el grupo de peregrinos pioneros de esta tradicional bicicleteada, junto a don Teófilo Zurdel, quien motivó en el 81 el primero de los viajes organizados. Zurdel, a punto de cumplir sus 89 años, también planea venir este 8 de diciembre hasta Itatí.

"Lo difícil va a ser convencerlo de que no pedalee", expresó su colaborador y amigo.

No obstante, para preservar su salud, sobre todo por las altas temperaturas con las que se transita en los 260 kilómetros que separan a Posadas de Itatí, probablemente esta vez la travesía sea "en algún vehículo de apoyo", apuntó Prochaska.

Los afiches que anuncian la edición número 41 de la peregrinación ya están listos y distribuidos por distintos puntos de la vecina provincia.

La convocatoria es para el próximo 6 de diciembre, fecha tradicional de la salida. Aunque esta vez cambiará el punto de encuentro. En lugar de la rotonda, se realizará en el monumento de las Cuatro Banderas, en la costanera de Posadas, a las 4 de la mañana.

Con el envión de la prueba que significó este último domingo la procesión a Loreto, muchos grupos ya están organizados para el próximo viaje, teniendo en cuenta que el año pasado estuvo todo parado por la pandemia.

Desde la organización también estiman que, motivados por las fuertes vivencias del último año signado por la pandemia de covid-19, un nutrido grupo de nuevos peregrinos se alistarán para hacer la travesía de fe por primera vez.

En la edición de 2019, la última realizada, se contaron más de 60 carritos con imágenes que partieron desde las localidades más distantes de Misiones -como Puerto Iguazú, Aristóbulo del Valle y Puerto Rico para llegar en dos ruedas hasta Itatí.

Los contingentes de peregrinos en bicicleta acostumbran encontrarse, para ir sumándose en una sola columna, a lo largo del trayecto en las distintas paradas de descanso planeadas para la travesía.

Desde la organización remarcaron que "hay personas que desde hace muchos años realizan esta peregrinación y ya conocen cómo es el modo, pero es bueno recordarlo para aquellos que quieran sumarse.

No se trata de una carrera de ver quién llega más rápido, sino que vamos todos en grupo, pedaleando y acompañando la imagen de la Virgen, respetando las detenciones que tenemos previstas y sumándonos en oración", expresaron los organizadores también a través de medios gráficos misioneros, donde anticiparon los detalles de la propuesta.

Tomar los recaudos para no insolarse, viajar liviano, contar con vehículos de apoyo y consumir agua y frutas son parte de las consignas.

FE PEREGRINACION ITATÍ CICLISTAS MISIONEROS PANDEMIA
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso