Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Info General

Info General

Larregain sobre el aborto: La vida humana es algo que está más allá de lo religioso

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

En la previa del Día de la Inmaculada Concepción, que se conmemora hoy y es Patrona de varias localidades, el Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis recibió a El Libertador para una entrevista, en la que se refirió a la importancia de esta fecha y los diversos acontecimientos que convergen en ella. En este sentido, habló especialmente de la convocatoria del Episcopado Nacional para orar por las dos vidas y expuso su postura en torno al debate por la legalización del aborto voluntario.

Hoy es el Día de la Inmaculada Concepción de María, una de las festividades más importantes para la Iglesia católica y que toma especial relevancia en un pueblo como el correntino, que se caracteriza por ser profundamente mariano. Este año, la fecha coincide con eventos de envergadura, como la clausura del 24º Encuentro del Pueblo de Dios de la Arquidiócesis de Corrientes, la clausura del Año Mariano Nacional y una convocatoria de la Conferencia Episcopal Argentina para rezar por "las dos vidas", en la previa del tratamiento parlamentario del proyecto de ley para despenalizar el aborto en el país.

En este contexto, el obispo auxiliar de Corrientes, José Adolfo Larregain recibió a El Libertador en la sede del Arzobispado, para una entrevista en la que se refirió a la importancia de esta fecha y las particularidades de los acontecimientos que engloba este año. Además, expresó contundentes conceptos respecto a la posibilidad de que se legalice la interrupción del embarazo y contó cómo se siente en Corrientes con el rol de Obispo auxiliar que ocupa desde junio.

¿Qué representa para los católicos la celebración de la Inmaculada Concepción?

-Celebramos el 8 de Diciembre la fiesta de la Inmaculada Concepción de María. Esta fiesta que es tan cara a nuestros sentimientos y que nos trae a la gran mayoría hermosos y lindos recuerdos, porque automáticamente la asociamos a la Comunión; muchos de nosotros hemos tomado la Comunión ese día. Es un día de recuerdo y de gratitud hacia la presencia de la Virgen en nuestro camino, mucho más aquí, en el pueblo correntino, que es profundamente mariano.

El contexto de este año es también el Encuentro del Pueblo de Dios, que con motivo de la pandemia no se pudo celebrar como todos los años se realiza. Se postergó para el 8 de Diciembre la clausura, si bien se vino trabajando desde mediados de octubre en adelante. Se va a transmitir desde la Catedral, por motivos de conectividad, la misa de cierre y de clausura del último día. Pero los festejos estaban pensados originalmente que se iban a realizar en Concepción de Yaguareté Corá, con motivo de los 200 años de la llegada de la imagen de la Virgen. Por lo tanto, también está en este día de la Inmaculada Concepción la celebración de la clausura del Encuentro del Pueblo de Dios y el jubileo de la comunidad de Yaguareté Corá.

¿Cuáles fueron los temas que se abordaron durante el Encuentro del Pueblo de Dios?

-El tema que se trató durante este tiempo, que fueron todas reuniones prácticamente virtuales por medio de distintas plataformas, fue María pura y limpia, ilumina nuestra esperanza. Bajo ese lema se trabajó, tomando esas notas precisamente de la santísima Virgen María de la oración a la Virgen de Itatí.

¿En qué consiste la convocatoria del Episcopado Nacional para el día 8, en el contexto del debate de la legalización del aborto?

-El Episcopado invita a rezar de manera muy especial con la oración por la vida de San Juan Pablo II. También aquí en Corrientes, además, se va a realizar una consagración a la santísima Virgen María bajo la advocación de la tierna, pura y limpia concepción de Nuestra Señora de Itatí, pidiendo también por las dos vidas y esta situación que estamos viviendo en el país que está en debate, que es la ley del aborto.

¿Qué puede decir usted, desde su rol, sobre este debate en torno al aborto?

-Yo pienso y deseo, como argentino, en primer lugar; como persona humana, en segundo lugar y como creyente, en tercer lugar, que esto se pueda debatir seriamente y que se escuchen todas las voces. Esto es algo muy serio, porque la vida humana es algo que está más allá de lo religioso, no es una cuestión religiosa solamente; es una cuestión primeramente humana, donde la ciencia habla sobre el momento de la concepción, desde qué momento está la vida.

En este momento que estamos viviendo, donde la vida está tan amenazada por el Covid, a mí me lleva a preguntarme por qué hay vidas que valen y vidas que no. Si yo pregunto si alguien quiere morir en este momento por el Covid, creo que ninguno quiere. Pero por qué mi vida vale y no vale la vida del otro y mucho más una vida inocente que no se puede defender, una vida que no tiene palabra.

Creo que esta es una oportunidad para que nosotros podamos reflexionar seriamente y optar por la vida, que es lo más hermoso y lindo que tenemos. Tenemos que cuidarla a la vida, desde el instante de la concepción hasta el final. Cuidar la vida desde el embarazo es también comprometerse a lo largo de toda la vida ante el hambre, ante la injusticia, ante los atropellos a la dignidad, ante la falta de trabajo y ante tantas situaciones que podemos seguir enumerando que también son parte de ese cuidado de la vida que comienza en el seno del vientre materno.

¿Puede dar una reflexión sobre el cierre del Año Mariano que se dio en el contexto de los 400 años del descubrimiento de la Virgen del Valle, en Catamarca, y los 500 años de la primera misa realizada en la Argentina?.

-Es algo hermoso. La pandemia nos sorprendió y no hemos podido realizar todo lo que hubiésemos deseado para acompañar este hermoso acontecimiento. Es muy bello poder descubrir la presencia de la Virgen a lo largo de todo el territorio argentino y la fuertísima devoción a María que tiene nuestro pueblo. Celebrar estos 400 años y esa primera misa es precisamente también renovar y fortalecer nuestra devoción mariana.

¿Cómo lo tratan los correntinos en el rol de Obispo auxiliar que le toca ocupar?

-Me siento muy bien, muy cómodo, muy a gusto. Me encuentro con la gente como si me conociese de siempre. El pueblo correntino es muy fraterno, muy amigable; se nota en la forma de ser, de hablar y de saludar.

¿Qué expectativa tiene para su servicio en la Arquidiócesis de Corrientes?

-Poder ser útil, poder servir, poder ser un hombre de Dios en medio de las realidades que tenemos que vivir, que ese es el servicio que se me ha pedido. Venir a compartir la fe junto a ustedes y ser un testigo de lo que Dios hace y actúa en el medio de nosotros.

OBISPO AUXILIAR JOSE ADOLFO LARREGAIN CORRIENTES IGLESIA CATÓLICA DIA DE LA INMACULADA CONCEPCION
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso