Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido

Info General

Info General

La paridad llega al Superior Tribunal

En los mentideros tribunalicios se da por cierta la inminente salida del ministro Semhan, que ya tiene otorgada su jubilación. Aunque en las últimas semanas dio mensajes contradictorios respecto a la fecha en que dejará el cargo. Sin la habilidad ni el peso de Lorenzetti, un hábil titiritero que se las ha ingeniado para retener el poder aun sin ser presidente, el ex titular de la Corte correntina pareciera no resignarse a ser un juez más de los cinco que componen el cuerpo, todos hombres.



En lo que va del siglo 21, ninguna mujer integró el Superior Tribunal. La última fue Alicia Inés Fagalde de Duhalde, curuzucuateña que salió tan mal como su coterráneo, también presidente, Carlos Rubín. Antes, hubo otra mujer durante las intervenciones federales.



Ahora, días más días menos, el Gobierno comenzaría a saldar su cuenta con las mujeres haciendo realidad la paridad de género.



Sólo se espera que Semhan termine de formalizar su alejamiento. Cerca de él hablan de ciertos reparos para volver al llano, aunque admiten que si el mandatario provincial lo pide terminará por ceder la poltrona que ocupa desde hace más de quince años.



En los hechos, es Fernando Niz el más antiguo, decano de los ministros del alto cuerpo quien en días más cumplirá 18 años en la Corte provincial. Ex presidente que salió indemne de un juicio político promovido por Ricardo Colombi en 2002, cuando se produjo la liberación de Raúl Romero Feris.



Algo pasó en los últimos tiempos, pero en la jura de días atrás como miembro del Jury, en la Ex Casa Nalda, Ricardo rompió el protocolo para tomar la iniciativa y confundirse en un abrazo con Niz, incluso quebrando las normas del distanciamiento obligatorio.



En cuanto a Semhan, sucedió a Rubín. Tuvo una presidencia tan complicada como la de su predecesor hasta que en una votación terminó perdiéndola a manos de Rey Vázquez, lo cual no impidió que desde el llano siguiera intentando incidir las más de las veces sin lograrlo.



Sus enfrentamientos con el ministro Panseri son un clásico en el Superior, así como la reiteración de acciones solapadas que ordinariamente no tienen buen final. No pocos jueces desde los tiempos de su gestión han objetado la pérdida de límites del mercedeño, quien en la familia tribunalicia no tiene la mejor imagen.



Con un  proyecto en el ámbito legislativo que podría determinar la paridad en la cúpula tribunalicia, sin que ello implique aumentar la cantidad de miembros, sino ir cubriendo sucesivas vacantes con ministras, la ida de Semhan genera un «rum rum» entre las mujeres que podrían desembarcar en la Corte provincial, una responsabilidad que le cabe al Gobernador y al Senado de la Provincia, donde se debe analizar el pliego que se eleve, cargo para el cual el Poder Ejecutivo no necesita dar intervención al Consejo de la Magistratura. El Libertador 

Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso