Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Info General

Info General

Justo Ocampo, el correntino elegido de Stefi Roitman

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

El diseñador correntino fue el elegido por la actriz para confeccionar su vestido de novia es el creador de la firma Guevara Ocampo y el elegido de las celebrities para sus looks. Con la esposa de Ricky Montaner trabajó en un diseño clásico, pero de vanguardia.

Curuzú Cuatiá significa, en guaraní, “cruce de caminos”. Ese cruzar caminos, para un provinciano, se da desde el momento en que deja el hogar para ir a la gran ciudad a estudiar y formarse para el futuro. Ese cruzar caminos fue lo que hizo Justo Ocampo cuando dejo su ciudad natal, Curuzú Cuatiá (al sur de Corrientes), para ir en busca de su gran sueño: ser diseñador. Con años de experiencia y su marca totalmente asentada, fue el hombre detrás de la creación de ensueño que llevó Stefi Roitman para dar el “sí”.

Cabeza de Guevara Ocampo, junto a su colega e íntima amiga, Bely Guevara, Justo es uno de los referentes de la moda argentina, creador de piezas icónicas que mezclan lo tradicional con lo disruptivo. Imágenes, colores y texturas son su marca registrada.

“Voy del Gauchito Gil a Lali Espósito, de la novia más clásica al vestido más experimental, el abanico de propuestas siempre está creciendo. Me gusta combinar lo nuevo con lo viejo, siguiendo ninguna regla. El proceso creativo nunca es igual, por eso cada vestido es una pieza única”, dijo el diseñador.

Sobre el vestido de Stefi Roitman reveló que el proceso de trabajo fue de a dos y muy nutritivo para ambos ya que salieron de su zona de confort para ir por algo clásico, pero con cierta modernidad. “En esa apuesta, por una imagen bien clásica, nos parecía que estaba lo moderno y disruptivo”, agregó.

El vestido fue realizado en micado y contaba con una falda plato con una gran cola. La parte superior era un corset con mangas desmontables y el velo fue realizado en tul con una puntilla de encaje rebrodé aplicado a mano.

El vestido de los sueños de Stefi fue un mágico “cruce de caminos” para el chico que en su Curuzú Cuatiá natal soñaba con vestir a las mujeres más lindas y poner su sello en lo más alto. Y vaya que lo ha logrado. Caras

CASAMIENTO RICKY MONTANER STEFI ROITMAN
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso