Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Dólar (BNA): Compra $117,75 / Venta $123,75
Dólar Blue: Compra $202,00 / Venta $205,00
Dólar CCL: Compra $208,96 / Venta $210,62

Info General

Info General

Eva Perón - Evita: Eterna en el alma de su pueblo

El 7 de mayo de 1919 se producía el nacimiento de EVA PERON, de EVITA como cariñosamente la llamó su pueblo y como se incorporó a la galería de la historia grande de la patria. Nació en la localidad de Los Toldos (Pcia. de Buenos Aires) hija natural de doña Juana Ibarguren y de Juan Duarte.

Conoció en su niñez y en su juventud el rigor de la pobreza y sorteó con la dignidad de su temperamento los prejuicios propios de una sociedad signada por la discriminación clasista. Pero lo que hizo grande a EVITA, lo que le permitió sumergirse en las entrañas mismas de su pueblo que la amó con pasión sin límites, fue su entrega sin la mezquindad de los fariseos por la causa de los desposeídos, por la clase trabajadora que la convirtió en la jefa espiritual de la Nación y que, hizo de su nombre y de su pensamiento bandera de lucha durante los casi 18 años de resistencia, a la cual fue condenado el Peronismo por los personeros de la entente oligarco-imperialista a partir de setiembre de 1955. Fueron durante esos años de proscripción y exilio y de dura represión que, tuvo plena vigencia su pensamiento póstumo: “Mi gloria ha sido y será el escudo de Perón y la bandera de mi pueblo, y aunque deje en el camino jirones de mi vida yo se que ustedes recogerán mi nombre y lo llevarán como bandera a la victoria”.

Renunció a los honores pero no a la lucha cuando el 22 de agosto de 1952 la clase trabajadora a través de la CGT, ante un cabildo abierto de más de dos millones de almas, la postuló como vicepresidenta de la Nación. Desde la Fundación que llevó su nombre le brindó a la niñez desamparada el calor de los Hogares Escuelas, hogares a los ancianos, a la juventud la ciudad universitaria, sembró el país de barrios obreros y policlínicos. Fue la artífice del voto femenino y la que catapultó por primera vez en la historia a la mujer a la vida política nacional, y por fin, la que dio jerarquía constitucional a los derechos de la ancianidad en oportunidad de la Convención Constituyente de 1949.

Su verbo encendido y su apasionado Peronismo, su mística militante y su lealtad insobornable no reconoce de antecedente alguno que pueda mancillar su memoria. Contra su recia personalidad se estrellaron sin éxito todas las diatribas de los personeros de la oligarquía, la que en su vano intento de borrar su nombre en la memoria del pueblo, llegó al extremo sacrílego de mutilar y de secuestrar su cadáver.

Hoy a 103 años de su natalicio, le rendimos nuestro sentido homenaje y lo hacemos porque reconocemos en ella la virtud extraordinaria de una mujer que, no necesitó la letra de una ley para escribir su nombre con trazos indelebles en la historia grande de nuestra Patria. Tan grande y profunda como aquella reflexión que dejó para los que se asumen Peronistas en nuestros días: “Si el pueblo fuera feliz y la Patria grande, ser Peronista sería un derecho, en nuestros días, ser Peronista es un deber. Soy Peronista por conciencia nacional, por procedencia popular, por convicción personal y por apasionada solidaridad y gratitud a mi pueblo…. Mi dignidad de argentina y mi conciencia de ciudadana se sublevó ante una Patria vencida, vilipendiada……. de la soberanía entregada año tras año, gobierno tras gobierno, a los apetitos foráneos del capitalismo sin Patria y sin bandera”.

CORRIENTES, 7 de mayo de 2022

CENTRO DE ESTUDIOS Y DE INVESTIGACIONES HISTORICAS “JUAN DOMINGO PERON”

NATALICIO EVA PERON BUENOS AIRES
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso