Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Info General

Info General

El Paraná se ubicó por debajo de 50 cm de altura frente al puerto

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

El nivel más bajo se registró el sába­do pasado con 0,46 m. Aunque en las últimas dos jornadas se advirtió un leve crecimiento en el caudal.

Tal como se había anun­ciado la semana pasada por parte de las autoridades del Instituto del Agua de la veci­na provincia del Chaco, el ni­vel del río Paraná descendió hasta niveles aún más bajos de los esperados. Inclusive el sábado registró, frente al puerto de Corrientes, sólo 46 centímetros. No obstante, según los registros de Prefec­tura Naval Argentina, en la medición de ayer, el Paraná se encontraba en 49 centí­metros y en creciente.

La bajante del río es his­tórica, no solo por los esca­sos niveles que alcanza su caudal, sino también por su persistencia: se ha prolonga­do por 730 días y si bien tuvo cierto alivio debido a la aper­tura de las compuertas en las hidroeléctricas de Itaipú y Yacyretá, un nuevo descenso marcó aun más la gravedad de la situación.

En su momento se acordó la apertura controlada de las compuertas para elevar el ni­vel del río y que permitiera la navegación de los convoyes de barcazas por la hidrovía, pero una vez que se volvie­ron a cerrar comenzó un nuevo descenso de lo nivel.

El escaso nivel del río no solo afecta la actividad eco­nómica de la región, debido a que repercute directamente en la navegabilidad, utilizado para el transporte de la pro­ducción primaria y la pesca comercial, sino también que comenzó a afectar la provi­sión de agua potable en dife­rentes localidades, e incluso también al medio ambiente con un impacto directo en la fauna íctica.

El sábado último se dio una marca extrema de bajan­te: 46 centímetros de altura en el puerto de la ciudad de Corrientes, de acuerdo a lo registrado por el hidrómetro de la Prefectura Naval Argen­tina.

Uno de los factores que in­fluyen en descenso continuo del río es la falta de lluvia en las cuencas del río Iguazú, y que afecta a los afluentes Paraná y Paraguay. A su vez, las represas de Brasil en estos momentos no cuentan con las reservas de aguas nece­sarias para realizar descar­gar especiales, como se hizo el año pasado para paliar la problemática. Las represas en Brasil estaban en el pro­medio de embalse de 42%; por su parte, Yacyretá, que en enero pasaba 13 mil me­tros cúbicos por segundo de agua, viene bajando hasta los 6 mil.

CORRIENTES RIO PARANÁ
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso