Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Info General

Info General

El Papa alienta a un desarme integral para la paz y salir mejor de la crisis

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

Mensaje del Santo Padre al IV Foro de París por la Paz, previsto del 11 al 13 de noviembre.

Que esta "oportunidad de encuentro y reflexión" sea "fructífera y contribuya a promover la paz, el buen gobierno y un futuro mejor para todos"; además, “ayudas a salir mejor de la pandemia de Covid-19”, es el deseo del papa Francisco expresado en el mensaje enviado a los participantes en el IV Foro de París por la Paz, previsto del 11 al 13 de noviembre.

“En esta fase histórica, la familia humana se enfrenta a una elección”, señala el Papa: “La primera posibilidad es la del llamado retorno a la normalidad. Pero la realidad que conocíamos antes de la pandemia era que la riqueza y el crecimiento económico estaban reservados para una minoría, mientras que millones de personas no podían satisfacer las necesidades más básicas y llevar una vida digna; un mundo en el que nuestra Tierra fue saqueada por una explotación miope de recursos, de la contaminación, del consumismo 'desechable' y heridos por guerras y experimentos con armas de destrucción masiva”.

"Volver a la normalidad -explica Francisco- significaría también un retorno a las viejas estructuras sociales inspiradas en la autosuficiencia, el nacionalismo, el proteccionismo, el individualismo y el aislamiento y excluir a nuestros hermanos y hermanas más pobres".

“¿Es este un futuro que podemos elegir?”, interpela el pontífice.

“En este mundo globalizado pero desgarrado, las decisiones que tomamos hoy para salir de la crisis determinan el curso de las generaciones venideras. A menudo perdemos de vista el hecho de que somos una comunidad global y que nadie se salva solo, que solo podemos salvarnos juntos”. Por eso, según el Papa, "necesitamos una nueva salida: debemos trabajar juntos para salir mejor que antes".

Trabajar juntos para salir mejor que antes

"No puede haber cooperación generadora de paz sin un compromiso colectivo concreto en favor del desarme integral", indica convencido el Santo Padre en su mensaje y subraya que que "el gasto militar mundial superó ya el nivel registrado al final de la Guerra Fría y aumenta sistemáticamente cada año".

"Las clases dominantes y los gobiernos justifican este rearme refiriéndose a una idea abusada de disuasión basada en el equilibrio de los suministros de armamentos", denunció Francisco.

"En esta perspectiva, los Estados se inclinan a perseguir sus propios intereses principalmente sobre la base de 'uso o amenaza de la fuerza’. Este sistema, sin embargo, "no garantiza la construcción y el mantenimiento de la paz", observa el Papa, recordando que "la idea de la disuasión en muchos casos ha resultado ser falaz y ha dado lugar a tragedias humanitarias a gran escala".

"El criterio de paz basado en el equilibrio de armamentos debe ser reemplazado por el principio de que la verdadera paz sólo se puede construir en la confianza mutua", el deseo de Juan XXIII en Pacem in terris, relanzado por Francisco.

“La lógica de la disuasión -enfatiza además el Papa- se asoció con la lógica del mercado liberal de que los armamentos pueden considerarse a la par con todos los demás productos manufacturados y, por lo tanto, como tales, libremente comercializables en todo el mundo. Por tanto, no es casualidad que durante años hayamos presenciado sin crítica la expansión del mercado de armas a nivel mundial”.

Un compromiso concreto en favor del desarme integral

“La pandemia fue una revelación para todos nosotros sobre las limitaciones y deficiencias de nuestras sociedades y nuestros estilos de vida. Sin embargo, en medio de esta realidad sombría, tenemos que tener esperanza”, destaca Francisco.

El pontífice invita en su mensaje a una "esperanza responsable", que "nos invita a soñar en grande y dar espacio a la imaginación de nuevas posibilidades".

"La esperanza es audaz y anima a la acción sobre la base de la conciencia de que la realidad se puede cambiar", argumenta el pontífice, esperando que "la tradición cristiana, en particular la doctrina social de la Iglesia, así como otras tradiciones religiosas, puedan contribuir a garantizar la te encuentras con la esperanza confiable de que la injusticia y la violencia no son inevitables, no son nuestro destino”.

“Ante las consecuencias de la gran tormenta que sacudió al mundo, nuestra conciencia nos llama a una esperanza responsable –escribe el Santo Padre - es decir, en términos concretos, a no seguir el camino fácil de volver a una 'normalidad' marcada por ' injusticia, sino aceptar el desafío de asumir la crisis como una oportunidad concreta de conversión, transformación, de repensar nuestro estilo de vida y nuestros sistemas económicos y sociales”.

“La esperanza responsable nos permite rechazar la tentación de las soluciones fáciles y nos da el valor de seguir por el camino del bien común, del cuidado de los pobres y de la casa común”, asegura Francisco.

“No desperdiciemos esta oportunidad de mejorar nuestro mundo; Adoptar decididamente formas más justas de lograr el progreso y construir la paz”, concluyó.+

SANTO PADRE VATICANO IGLESIA CATÓLICA PAPA FRANCISCO
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso