Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Info General

Info General

Corrientes: se perdió una pichona de guacamayo rojo, una especie considerada “extinta” en Argentina

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

El ave, llamada Tuco, nació en cautiverio en los Esteros del Iberá; es buscada intensamente desde hace una semana por conservacionistas

Conservacionistas buscan intensamente a Tuco, una pichona de guacamayo rojo que se perdió en la provincia de Corrientes. Se trata de una especie considerada “extinta” en la Argentina tras ser perseguida históricamente por los cazadores debido a su vistoso plumaje.

En diálogo con El Litoral, los integrantes de la fundación Rewilding, quienes encabezan la búsqueda, informaron que Tuco nació en cautiverio en los Esteros del Iberá y que fue vista por última vez hace una semana en la zona de Villa Olivari.

“Tiene un collar con radiofrecuencia, por eso sabemos que sigue con vida. Al haber nacido en cautiverio estamos descubriendo cómo actúan los guacamayos que volaron siempre libres. Esperamos encontrarlo pronto”, comentaron los especialistas.

Asimismo, advirtieron que quienes encuentren al ave deben evitar molestarla, alimentarla o intentar atraparla. “Si la ven, comuniquénse inmediatamente al 3482503402”, indicaron.

En su sitio web, la fundación ofrece información específica sobre los guacamayos rojos. Explica que aunque a escala global están catalogados en la lista roja de Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por su sigla en inglés) como una especie de “preocupación menor”, en la Argentina es considerada formalmente como una especie “críticamente amenazada”, aunque no existen registros recientes y “se la considera extinta”.

En la antigüedad, estas aves habitaron los campos con isletas de selva, palmares y las selvas de galería de Corrientes y otras provincias como Formosa, Chaco, Santa Fe, Misiones y Entre Ríos. Sin embargo, actualmente las poblaciones más cercanas a Corrientes se encuentran a más de 300 kilómetros hacia el norte en los estados de Mato Grosso do Sul y Paraná en Brasil, en el extremo norte de Paraguay, y el sudeste de Bolivia, y no están adecuadamente protegidas.

Entre otros factores que vuelven crucial el cuidado y la crianza en cautiverio de nuevos ejemplares de guacamayo rojo, mencionan el “rol clave” que estos cumplen en el funcionamiento del ecosistema, al “dispersar los frutos y semillas de mayor tamaño” de los árboles nativos, como también la posibilidad de recuperar una especie extinguida que representa un “atractivo turístico de primer orden” y un “valor cultural de los correntinos”.

IBERA
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso