Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Info General

Info General

Corrientes: Menor dio a luz una beba, se la robaron y quiere encontrarla

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

Ocurrió en 1993. El padre de la víctima y una exintendente de aquella localidad, que aún guarda el secreto, estuvieron involucrados en la maniobra. Pese a la denuncia en la Justicia, un fiscal pidió la prescripción de la causa.

Una mujer, que con 17 años dio a luz una niña en una clínica privada correntina, en el año 1993, denunció el caso poco más de dos décadas después. La única mujer que sabe el paradero de la criatura fue quien se la robó y entregó a otra persona, y se negó sistemáticamente a decirle a la mamá qué hizo con la recién nacida. Se trata de una exintendente de esa localidad pero, insólitamente, pese a la denuncia judicial, el fiscal de la causa Raúl Pasetto pidió la prescripción de la misma, generando que por este hecho no haya detenidos, pese a que sí hay sospechosos mencionados en el expediente.

Corría el año 1992 y Alicia Enríquez, con sólo 16 años, había quedado embarazada. El papá de la criatura, un efectivo policial de alto rango; mucho mayor que ella, prefirió no afrontar su responsabilidad y dejarla sola. Para el padre de Alicia, este hecho significaba casi como la "deshonra" a la familia por lo que utilizando sus contactos políticos, habría buscado ayuda en su amiga María Hilda "Marilyn" Sosa, quien por aquel entonces estaba en el final de su mandato como Intendente de Santa Rosa, según la denuncia formulada en 2019 por la damnificada.

Según ese relato, Sosa llevó a la entonces menor de edad hasta la capital de Corrientes, faltándole algunos meses para dar a luz. "Me mantuvo encerrada por muchísimo tiempo. Me tenía que hacer cargo de cuidar, alimentar y bañar a sus cuatro hijos; ya que ella se había separado de su anterior pareja y se volvió a juntar con un hombre de apellido Lafuente. Tenía el mínimo, casi nulo contacto con mi familia. Ni mi madre sabía que yo estuve embarazada y dónde estaba", relató Alicia.

"El 25 de enero de 1993, fui internada en el Instituto Modelo, en la ciudad de Corrientes, en el que finalmente pude dar a luz a mi bebé. Una niña, con peso ideal, sana y a la que tuve conmigo casi una semana dentro de esa clínica. Me tenían mayormente dormida y, el día que me tocó salir, vino mi padre a firmar los papeles porque yo era menor de edad. Cuando salíamos, "Marilyn" me dijo, "dámela –a la bebé-, que la voy a llevar a vacunar y después te la traigo". Esa fue la última vez que vi a mi niña, a la que llamaron María Inés, aunque no sé con qué apellido la inscribieron", comentó.

"Yo me fui a mi lugar de encierro, con el marido de "Marilyn"; a su casa, a seguir con mis tareas, como si no hubiera pasado nada. Me volvieron a encerrar, hasta que finalmente pude escapar. Desde 1993 hasta hoy, no pasa un día en que no piense en mi bebé. ¿Dónde estará?, ¿Quién la tiene?, ¿La criaron bien?, ¿Qué le dijeron de mí?", relató angustiada Alicia Enríquez.

Hace tres años y luego de muchísimo tiempo de atravesar distintos traumas y depresiones por esta situación, Alicia tomó coraje para retomar su búsqueda. La denuncia la formuló en la fiscalía de Instrucción de Santa Rosa y de allí, giraron el expediente a un juzgado de la capital correntina.

Al parecer primero recayó sobre el Juzgado de Instrucción N°5 y luego quedó en el de Instrucción N°2, a cargo de la jueza Agostina Falcione; aunque increíblemente la causa hoy, no tiene investigados, ni detenidos, ya que el fiscal de instrucción N°2 Raúl Pasetto pidió la "prescripción de la causa", al parecer amparado en la cantidad de años pasados desde la fecha en que ocurrió el caso y que se formuló la denuncia.

"Ya ni me interesa si hay alguien preso o no por este hecho, sólo quiero recuperar a mi hija. Que sepa que la busqué, quiero contarle toda la verdad de lo que sucedió. La quiero conmigo", relató la mujer.

Alicia tiene hoy un hijo de 22 años al que hace pocas semanas le contó sobre la existencia de una hermana. "Recién tuve el coraje de contarle la historia. A veces me veía llorar y no entendía el porqué. Él me está apuntalando para poder buscar a su hermana.

Lamentablemente hace un año murió mi madre y principal testigos en la causa. Lo más grave es que mi padre fue promotor y cómplice de todo esto. Él también ya falleció. "Marilyn", después de años de insistirle me dijo que le había entregado la criatura a un hombre llamado José Vega, quien trabajaba en el Ministerio de la Producción en 1993", confirmó Alicia.

Alicia hoy guarda celosamente entre sus pertenencias más preciadas, mucha documentación que acredita todos sus dichos, pero lo más increíble, es que aún atesora aquellas ecografías, un tanto gastadas por el paso del tiempo, y en las que se aprecia, muy fugazmente algunos detalles de la existencia de su bebé.

Quizás para ella, la prueba de amor más inmensa que pretende compartir con su hija, 28 años después y cuando se dé el tan esperado reencuentro.

Ese que anhela Alicia Enríquez, sirva para sanar, mucho tiempo después, algunas de las más profundas heridas de su corazón. Época

SANTA ROSA CORRIENTES BÚSQUEDA JUSTICIA
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso