Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Economía

Misiones y Corrientes fijaron posturas enfrentadas sobre la yerba mate

Herrera Ahuad destacó el buen momento del “oro verde” y pidió seguir luchando por un precio justo para los productores; mientras que su par Gustavo Valdés exigió desregular la actividad y avanzar hacia el libre mercado como quiere la industria.

“El futuro del INYM está en juego en las próximas elecciones”. Lo que el presidente del Instituto Nacional de la Yerba Mate, Juan José Szychowski, anticipaba en marzo con PRIMERA EDICIÓN, parece confirmarse a días nada más de celebrarse las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO). Es que en la recta final de la campaña, el “oro verde” se metió de lleno, como nunca antes, en la agenda electoral y dejó al descubierto la “grieta” ideológica que existe entre las dos únicas provincias productoras de este alimento sobre cómo distribuir la riqueza que genera la actividad.

En cuestión de días nada más, el gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, y el de Corrientes, Gustavo Valdés, marcaron sus posturas enfrentadas sobre el devenir de la yerba mate. Mientras el primero reivindicó el presente del sector y pidió seguir trabajando para lograr precios justos para los productores, el segundo criticó la regulación actual de la actividad.

Las diferencias que existen entre ambas provincias no son nuevas. Con más de 12 mil familias de pequeños y medianos productores distribuidos en todo su territorio, Misiones ha hecho de la defensa del sector productivo una política de Gobierno y se anotó dos importantes triunfos en los últimos laudos, instancia a la que se llega por falta de acuerdo en el seno del INYM, donde la secretaría de Agricultura nacional terminó fijando el valor de la hoja verde y la canchada en sintonía con lo que pedía el sector primario. Los propios Herrera Ahuad y Szychowski se encargaron de ir a gestionar personalmente frente a Juan José Bahillo y a Matías Tombolini los precios de la materia prima.

Del otro lado del arroyo Chimiray (que separa a ambas jurisdicciones provinciales) se asientan las dos principales empresas yerbateras del país, que tienen en sus manos la mayor parte de la producción que hay en Corrientes. Sin embargo, el nivel de cosecha está lejos de cubrir la demanda por lo que se ven “obligados” a comprar hoja verde en Misiones. Como consecuencia, siempre intentan “tirar hacia abajo” el precio de la materia prima y encuentran en el Gobierno correntino un vocero a sus intereses.

El martes de la semana pasada, en la presentación de créditos para mujeres y empresarias misioneras, Herrera Ahuad se refirió con elogios al presente del producto madre misionero.

“La yerba mate batió récord de ventas durante el primer semestre de este año. A todos los que decían que nadie iba a comprar yerba, le hemos demostrado que no tiene que estar atado el precio para que la consuman en Buenos Aires barata. Un café en la Recoleta sale cuatro veces más caro que un paquete de yerba. Hemos logrado un precio histórico, hemos logrado que la Argentina siga tomando más mate. Y el sector exportador logró un número extraordinario. Eso hay que defenderlo”, declaró desde la costanera posadeña.

Las palabras del Gobernador estaban acompañadas de un fuerte respaldo a los acuerdos logrados con el ministro de Economía y precandidato a presidente, Sergio Massa, cuya boleta va “pegada” a la oferta legislativa del Frente Renovador de la Innovación Federal. Justamente, con el tigrense al frente del Palacio de Hacienda, se logró revertir la tendencia que favorecía a los empresarios en cada definición de precios.

“No podría hacerse (los acuerdos) con alguien que entiende que los recursos para los pequeños productores es un gasto. Para nosotros y el Gobierno nacional es una fenomenal inversión”, sentenció.

A diferencia de Herrera Ahuad, quien encabezó las gestiones a favor de los productores y siempre habló a favor de ellos, Gustavo Valdés (UCR) optó por esquivar públicamente la cuestión yerba mate y eligió expresarse a través de su ministro de Producción y director por Corrientes en el INYM, Claudio Anselmo, exgerente de producción de la yerbatera Las Marías. Las pocas veces que se expresó, brindó las típicas respuestas conocidas como “políticamente correctas”.

“Nosotros estamos acompañando el mayor precio que tenemos que tener de la producción (…) Hay que darle potencia a la industria y a la producción para que de la yerba mate puedan vivir correntinos y misioneros”, declaró el año pasado desde la sede radical en Posadas, tras el primer laudo que benefició a los productores y que fue celebrado en Misiones.

Por ese motivo, no dejó de ser sorpresivo que Valdés decidiera abandonar esa postura y saliera él directamente (no Anselmo) a pedir por la desregulación del producto.

“Somos los primeros comercializadores de yerba mate, pero tenemos un gran potencial de seguir plantando yerba mate. La Argentina importa un 10 o 15 por ciento de lo que consume y este año por la seca volvimos a importar yerba mate. Pero tenemos que tener la visión de qué es lo que tenemos que plantar. No tenemos que tener regulación, sino libertad de mercado (…) Perdimos el mercado uruguayo, estamos perdiendo parte del mercado chileno, estamos perdiendo Siria, es imposible conquistar mercados yerbateros si nosotros no tenemos yerba mate”, declaró Valdés, bajo la atenta mirada de Gerardo Morales, precandidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio en la lista de Horacio Rodríguez Larreta.

Sus dichos apuntaban también a la resolución 170/21 del INYM, que entró en vigencia el año pasado y limitó a cinco hectáreas las nuevas plantaciones de yerba mate; medida que es apoyada por el sector productivo y Misiones pero rechazada por la industria y por Corrientes.

JxC y la desregulación

El pedido de Gustavo Valdés de “desregular” la yerba mate se suma a una serie de declaraciones en ese sentido que hicieron diferentes referentes de Juntos por el Cambio, tanto nacionales como provinciales.

Uno de los primeros en poner en el debate de esta cuestión fue Alfredo Schiavoni, hoy precandidato a renovar su banca de diputado por la boleta de Horacio Rodríguez Larreta. A finales del año pasado, el legislador del Pro propuso la desregulación del precio oficial de la materia prima de la yerba mate, que desde el 2002 se fija dos veces al año en el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM).

El propio Larreta manifestó en sus dos últimas visitas a Misiones sus intenciones de dejar al libre mercado la definición de precios de la yerba mate.

No obstante, abriendo otro frente interno dentro del mismo espacio, la diputada nacional del puertismo, Florencia Klipauka, quien apoya a Larreta, afirmó: “No apoyamos una desregulación del sector yerbatero”.

“Volver a los 90”

Desde el sector productivo advierten que con la desregulación de la yerba mate se volvería a lo que fue la década de 1990 y el libre mercado, donde los grandes molinos imponían las condiciones y pagaban al sector primario precios mínimos por la materia prima.

Es que la fijación de precios es considerada por los pequeños y medianos productores como una conquista tras el “tractorazo” de 2001 que dio lugar a la creación del INYM.

Dejá tu opinión sobre este tema
ECONOMÍA YERBA MATE CORRIENTES MISIONES

Noticias destacadas

Más noticias

Te puede interesar

Newsletter

Suscribase a recibir información destacada por correo electrónico

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso