Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Deportes

Deportes

River le ganó a Central Córdoba y no afloja en la pelea

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

El Millonario sacó adelante un duro 3-1 en Santiago del Estero y se puso a dos puntos del líder Talleres en la antesala del Superclásico.

River venció por 3-1 a Central Córdoba en Santiago del Estero este sábado, por la fecha 13 de la Liga Profesional, para continuar prendido en la pelea, más allá de haber pasado algunos momentos de zozobra.

El primer tiempo comenzó parejo, como para dejar en claro que el Ferroviario venía bien plantado. Recién se aproximó Benjamín Rollheiser con un disparo desviado en el último tramo, como preludio de la apertura de marcador a los 31 minutos, cuando Julián Álvarez recuperó una pelota en la salida local y habilitó a Jorge Carrascal para que definiera por la izquierda ante César Rigamonti. Pero el desarrollo siguió con suspenso, con una atajada del arquero a Álvarez y un cabezazo de Milton Giménez que se fue cerca.

El complemento empezó con todo, con un tiro afuera de Leonardo Sequeira y, en la contra millonaria, un disparo de Santiago Simón que sacó el arquero y una pelota que no logró empujar Rollheiser. Luego, Sequeira volvió a exigir a Armani. A los 16, cuando más dudas tenían los de La Banda, Álvarez encontró un rechazo en la medialuna y sacó un sablazo envenenado al ángulo izquierdo del arquero que aumentó diferencias.

Pero a los 24, la polémica le puso suspenso al marcador. Ariel Penel vio penal en la mano de Fabrizio Angileri ante un centro de Gonzalo Bettini y, un minuto más tarde, Sequeira lo cambió con gol con un disparo a la derecha de Armani. El tanto generó un envión anfitrión y volvieron a vivirse momentos de desconcierto en el fondo de River: Armani contuvo un cabezazo de pique de Sequeira y Claudio Riaño tuvo una increíble: Armani le desvió el remate y éste terminó pegando en el poste.

Hasta que, a los 40, desde el banco llegó el alivio para los de Marcelo Gallardo: lanzamiento de Bruno Zuculini y Braian Romero que, en su afán de controlar el balón, termina por introducirlo en el arco. Y antes del final, otra vez se lo perdió Riaño.

Tras una tan convulsionada noche, el éxito de River se festejó doble: porque le sirve para mantenerse a dos pasos del líder Talleres y porque lo potencia para el Superclásico ante Boca de la próxima fecha.

LIGA PROFESIONAL
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso