Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Deportes

Deportes

Ahora juegan los dirigentes

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

La temporada 2021 para Boca Unidos ya forma parte del ayer, ahora la pelota la tienen quienes manejan los destinos del club. En principio, la dupla sigue y ya piensa en un proyecto con lo que hay más los juveniles que están surgiendo.

Hasta hace unos días atrás hablábamos sobre la dupla Leonardo Baroni – Martín Fabro, sobre tal o cuál jugador iba a estar para el partido que se venía. Todo eso ya quedó atrás, forma parte del pasado, ahora los que salen a la cancha son la dupla Marcelo Insaurralde y Alfredo Schweizer, los responsables máximos de Boca Unidos, que luego de la pobre campaña de su equipo en esta temporada del torneo Federal A, serán los encargados de barajar y dar de nuevo, pensando ya en el proyecto 2022.

Se fue otro año en el que las penas fueron más que las alegrías, a tal punto que alcanzan los dedos de una mano para contabilizarlas a estas. Eso es el claro reflejo de lo que fue la campaña de Boca Unidos en esta temporada, en la que por momentos insinuó algo, pero no pasó de eso, tuvo la suerte de llegar a la última fecha con vida más por defectos ajenos que por virtudes propias; porque si había un poco más de regularidad que las que tuvieron un pequeño puñado de equipos, mucho antes ya la historia hubiese llegado a su fin.

Una historia que comenzó apuntando alto, porque se trajo un entrenador con cierta trayectoria y "chapa" como Alfredo Grelak, con él vinieron algunos jugadores que prometían, con ellos un arquero que tenía una trayectoria importante sobre su espalda, tal el caso de Luis Ardente. Se creía por entonces que estábamos nuevamente frente al equipo de Boca Unidos que volvería a ser protagonista, que estaba para pelear cosas importantes, que se podía volver a soñar con que había con qué dar el salto de categoría.

Pero la cuestión es que las fechas pasaron, Grelak no tuvo mucha "banca", y a las pocas fechas de que el torneo comenzase la dirigencia decidió dar por terminado el vínculo con el entrenador. Una decisión que nunca quedó clara porque si era por resultados se puede decir que todavía el técnico podía tener algo más de crédito, pero no fue así, la eliminación en la Copa Argentina, jugando un muy buen partido frente a Godoy Cruz, no bastaron para sostenerlo en el cargo.

Grelak se fue una tarde y a las pocas horas se conoció que dos exjugadores como Leonardo Baroni y Martín Fabro, que hasta unos meses atrás eran parte del equipo, pasaban a tomar las riendas del plantel, a hacer su primera experiencia como directores técnicos.

Comenzaba una nueva etapa en el mundo Boca Unidos y la temporada 2021 del Federal A, muy afectada también por la pandemia. Porque no hay que olvidarse que el "aurirrojo" llegó a Córdoba para jugar con los mendocinos, tras de venir de Pergamino con una victoria en el bolsillo, y el COVID-19 comenzó a hacerse sentir en el plantel. Por la capital mediterránea quedaron jugadores y un utilero cumpliendo con la cuarentena, a los pocos días el número de infectados aumentó, la segunda ola se hacía presente y el torneo se paraba. Para cuando se fijó la fecha de reanudación, Boca Unidos tenía casi una veintena de jugadores afectados por lo que para jugar con Sportivo Las Parejas, el técnico, por entonces todavía Grelak, hechó mano a jugadores juveniles o aquellos que no estaban en su consideración para el equipo de primera.

Unas pocas fechas más permaneció Grelak en el cargo, y para visitar a Sarmiento ya estaban en el banco Baroni y Fabro, fue el debut soñado: goleada y de visitante a los chaqueños.

Pero una "mariposa no hace primavera", porque después vinieron empates ante rivales que por entonces aparecían por debajo de su línea, y una derrota en casa, lo que hacía por entonces comenzar a mirar que para el primer objetivo Boca Unidos no estaba y que ya había que pensar en el reducido.

Y así fue, de ahí en más la irregularidad estuvo a la orden del día, se ganó, se empató y se perdió, estos últimos resultados fueron los que más predominaron. Pese a ello se llegó al final con chances, pero ya dependiendo de terceros.

No pudo ser, no hubo milagro, se terminó la temporada, ahora es tiempo de barajar y dar de nuevo, la dupla Baroni – Fabro tiene contrato hasta diciembre del año próximo y quiere cumplirlo. La idea es apostar a la base que hay, más los jóvenes que puedan salir de la cantera.

La última palabra la tendrán quienes hoy tienen la pelota: Insaurralde y Schweizer, son ellos los que deberán decidir qué quieren para la próxima temporada. Ojo, que en la que viene ya habrá descensos y no bastará con lo que hay en casa más los que se puedan promover de la cantera, que por lo visto hasta aquí no es mucho, salvo algunos pocos nombres, el resto todavía no está. Más cuando se trata de un torneo que en cada temporada, los equipos apuestan a más. La idea es buena, pero los jóvenes deberán estar acompañados de experiencia.

FEDERAL A BOCA UNIDOS FÚTBOL
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso