Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido Recibí las notificaciones

DESBLOQUEAR NOTIFICACIONES

Siga estos pasos para desbloquear

Actualidad

Actualidad

Hallan evidencia de transmisión de coronavirus de humanos a gatos

Seguinos en las redes y enterate de las últimas novedades

Un equipo de científicos de la Universidad de Glasgow registró dos casos de transmisión de Sars-CoV-2 de humanos a gatos en el marco de una investigación sobre los casos positivos de la población felina en el Reino Unido.

El estudio publicado en la revista especializada Veterinary Record señala que se trata de dos gatos de diferentes razas que vivían en hogares separados y que mostraban signos respiratorios de leves a graves.

Los investigadores creen que ambos fueron infectados por sus dueños, quienes tenían síntomas de Covid-19 antes de que las mascotas se enfermaran.

El estudio indica a su vez que no existe registro alguno de transmisión inversa, es decir de gato a humano, o que cualquier tipo de animal doméstico pueda desempeñar un papel relevante en la epidemiología de las infecciones humanas por Covid-19.

Asimismo, plantea que las mascotas podrían actuar como un “reservorio viral”, lo que permite la transmisión continua, de modo que resulta importante comprender mejor si los animales domésticos pueden desempeñar un papel en la infección de los humanos.

“Estos dos casos de transmisión de persona a animal, encontrados en la población felina en el Reino Unido, demuestran por qué es importante que mejoremos nuestra comprensión de la infección animal por Sars-CoV-2”, manifestó la profesora Margaret Hosie, del centro de investigación de virus de MRC-University of Glasgow y autora principal del estudio.

“Actualmente, la transmisión de animal a humano representa un riesgo relativamente bajo para la salud pública en áreas donde la transmisión de persona a persona sigue siendo alta. Sin embargo, a medida que disminuyen los casos en humanos, la posibilidad de transmisión entre animales se vuelve cada vez más importante como una fuente potencial de reintroducción de Sars-CoV-2 en humanos”, agregó Hosie.

En este sentido, resaltó: “Por lo tanto, es importante mejorar nuestra comprensión de si los animales expuestos podrían desempeñar algún papel en la transmisión”.

De acuerdo a la investigación, el primer gato contagiado fue una hembra Ragdoll de cuatro meses de un hogar cuyo dueño desarrolló síntomas que eran consistentes con la infección por Sars-CoV-2 a fines de marzo de 2020, aunque estos síntomas no fueron evaluados.

La mascota fue trasladada a un veterinario con dificultades respiratorias en abril de 2020, pero su estado se deterioró y tuvo que ser sacrificada. Las muestras pulmonares post mortem revelaron un daño compatible con una neumonía viral y había evidencia de infección por Sars-CoV-2.

En tanto, el segundo gato era una hembra siamesa de seis años perteneciente a un hogar donde el dueño sí dio positivo de Covid-19. Este gato fue llevado al veterinario con secreción nasal y conjuntivitis, aunque sus síntomas permanecieron leves y el gato se terminó recuperando.

La infección por Covid-19 de ambos gatos se confirmó en una encuesta retrospectiva de hisopos que fue enviada al Servicio de Diagnóstico de la Universidad de Glasgow entre marzo y julio de 2020 para pruebas de patógenos de rutina.

Los autores del estudio concluyeron que es probable que estos dos casos no den cuenta de la verdadera frecuencia de transmisión de persona a animal debido a que las pruebas con animales son limitadas.

MASCOTAS
Volver atrás

Comentarios

¿Querés ser parte de la noticia?

Envíanos tu noticia y nosotros la publicamos. Comunicate con nosotros a redacció[email protected]

Newsletter

Mantenete siempre informado con nuestro boletín de noticias.

Le enviamos un correo a:
para confirmar su suscripción

Teclas de acceso