Director: Daniel Caram
  20/04/14
Viernes, 05 de agosto de 2011
SANDRA RUSSO ES LA AUTORA
Presentaron el libro biográfico de Cristina Kirchner: La presidenta, historia de una vida
La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, está convencida de que en el conflicto agropecuario que enfrentó en 2008 la quisieron destituir y así lo denunció en su biografía autorizada que fue presentada hoy en Buenos Aires. “La presidenta. Historia de una vida”, libro escrito por la periodista Sandra Russo, fue presentado esta tarde por la autora, el escritor Horacio González y el periodista Víctor Hugo Morales en una sala de la Biblioteca Nacional.

Russo consideró que la principal aportación del libro es “la palabra desconocida” de Fernández, ya que en un par de entrevistas que mantuvo con ella habló de manera íntima, como nunca antes, sobre su infancia, su militancia, su relación con el fallecido Néstor Kirchner.

En la recta final del libro, de 316 páginas, Fernández aseguró que “a mí en el 2008 me quisieron destituir. Sí, no tengo ninguna duda. No habían querido que fuera yo la candidata. Fundamentalmente el Grupo Clarín”.

Ese año, el conflicto que enfrentó la presidenta al intentar modificar impuestos agropecuarios marcó la ruptura del kirchnerismo con el multimedios más importante de Argentina, con el cual está enfrascado desde entonces en una pelea que ha dividido a la prensa.

Fernández agregó que la reforma impositiva a las exportaciones de los granos “pasó de ser una decisión política aislada a ser el eje de discusión de todo un modelo económico y social, por eso digo que fuimos obligados a la pelea”.

“La situación nos obligó a pelear para defender al gobierno”, afirmó la mandataria, que también se refirió a la relación matrimonial que durante 35 años mantuvo con Kirchner, su antecesor en la Presidencia de Argentina.

Recordó que durante sus 35 años de matrimonio nunca se aburrió porque las discusiones eran recurrentes, como cuando él le protestó el nombramiento de un ministro de Economía y ella le reclamó haberle impuesto como vicepresidente a Julio Cobos.

También discutieron cuando Kirchner convirtió el mayor centro clandestino de detención durante la dictadura en un centro cultural.

Además cuando criticó al ex presidente Ricardo Alfonsín sin reconocer que había llevado adelante el juicio que condenó a cadena perpetua a los máximos jerarcas militares responsables de la represión en los años 70.

La presidenta aseguró que Kirchner murió a su lado, en el amanecer del pasado 27 de octubre, y no en el hospital, como se creyó en un principio.

Confirmó que nunca ejerció el papel de primera dama durante el gobierno de su fallecido esposo porque “siempre trabajamos juntos. Teníamos la ventaja de que nunca nos enloquecíamos juntos. Siempre nos amortiguábamos”.

La ausencia de Kirchner, reconoció la presidenta Fernández, “me obliga a no volverme loca. Me duele terriblemente, pero a la vez es por su ausencia que mantengo la calma. Me parece que es una autoimposición, un deber que tengo para con él”.

Aunque Russo, defensora ferviente del periodismo militante, presentó el libro como una investigación, en realidad la obra se terminó convirtiendo en la biografía oficial por la obsecuencia que tiñe sus páginas, sin ninguna intención de neutralidad o crítica.

El problema es que la autora muestra a Fernández como un personaje unidimensional colmado de características positivas, pero sin la rica complejidad que le otorgaría el reflejo de las contradicciones de cualquier ser humano.

Volver

redaccion@corrienteshoy.com    dc@corrienteshoy.com    gestionestrategicasrl@corrienteshoy.com    | Tucuman 1112 - 3400 Corrientes - (+ 54) ( 0379) 4462400 - 4461347
© Copyright 2001-2012 CorrientesHOY.com | All rigths reserved | Desarrollado por Chamigonet.com.ar