Director: Daniel Caram
  23/11/14
Sábado, 13 de abril de 2013
EN UN MES
A pesar del control los precios de la carne no se congelaron
Con subas de hasta un 4,6 por ciento en un mes, los cortes populares son los que más aumentaron desde que el Gobierno aplicó el congelamiento. El 4 de febrero fue el primer "freezer" sorpresivo del año. El secretario de comercio Interior, Guillermo Moreno, convocó a los supermercados para comunicarles un congelamiento de precios de todos los productos hasta el 1 de abril. Luego se extendió hasta el 31 de mayo y se sumaron casas de electrodomésticos y productores de alimentos, bebidas y artículos de uso masivo.
La última escala fue la decisión del Gobierno de congelar los importes de los combustibles por seis meses. En este contexto, los precios de la carne le escapan al congelamiento de Moreno y siguen subiendo. Los principales cortes escalaron hasta un 4,62% en marzo con respecto al mes anterior, según datos del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), que realiza un relevamiento en 200 comercios de Capital y Gran Buenos Aires.

Los cortes populares se escaparon del freezer y fueron los más afectados por la inflación en el último mes. El kilo de carnaza común subió un 4,62%, pues pasó de $29,61 en febrero a los $30,98 de marzo. La nalga hoy cuesta un promedio de $48 el kilo, contra los 46,09 pesos de febrero. Este corte registró un aumento del 4,14 por ciento.

El kilo de cuadrada subió un 3,38% hasta los 44 pesos, mientras que el matambre se consigue por $46,88, lo que representa un aumento del 3,30 por ciento con respecto a febrero. El kilo de cuadril subió 3,33% en un mes –cuesta 47,47 pesos- , mientras que el asado y el vacío registraron menores subas, del 0,85 y 0,91 mensual respectivamente.

Las fuertes subas de los cortes populares contrastan con el leve aumento del lomo. El kilo de este corte premium escaló un 0,76%, desde los $62,51 de febrero hasta los $62,99 de marzo.

"La gente se fue a la carne más barata por la inflación, y al aumentar la demanda, subieron los precios", dijo Héctor Polino, director de la ONG Consumidores Libres. Para Polino, comer carne es "más barato que las verduras, hortalizas y frutas en los hogares populares".. Sin embargo, el precio del lomo puede superar los 70 pesos el kilo según la zona o barrio.

El IPCVA es un ente de derecho público no estatal, y funciona con fondos privados que aportan de manera conjunta productores ganaderos y frigoríficos del país. Calcula sus propios números desde 2006, en la antesala de la intervención del Indec.

Ignacio Iriarte, analista del mercado ganadero, aseguró que la demanda de carne "está muy firme" y empuja a los precios. "El consumo per cápita pasó de 60 a 65 kilos" a nivel país, aunque aún lejos del histórico 75 kilos por persona cada año.

(Des)congelamiento

Más allá de la suba en la demanda, la inflación no se aleja del panorama pese al control de precios. "Todos los costos suben por arriba de los índices inflacionarios. La participación del productor en el precio final cayó un 31%. Es drástico", dijo Iriarte.

Teo Zorraquín, consultor de Zorraquín & Asociados, explica que el precio del ternero "vale lo mismo o menos que hace dos años", castigando fuerte al criador porque los costos siguen subiendo. "El gordo ha repuntado algo en el precio, pero más que nada para recuperarse. Eso ha permitido mejorar la relación compra-venta para los invernadores y feed lots", agregó.

Moreno ya había hecho foco en el sector de la carne en marzo de 2008, cuando ordenó ajustar los precios de 13 cortes de alto consumo, como la carnaza común, el matambre y el bife ancho. Los valores debían retrotraerse a enero y congelarse allí.

Por ejemplo, en ese entonces el kilo de asado debía valer $10,01 y el de cuadrada la cuadrada, a 11,94 pesos. Entidades de defensa a los consumidores registraron aumentos de hasta un 100% al mes de efectuarse el anuncio oficial.

"Al cerrarse las exportaciones a partir de 2006, lo que iba al mercado externo se volcó al interno, generando un exceso de oferta", explicó Zorraquín. "Cuando se habían liquidado unas 10 millones de cabezas, aún a pesar de bajar la demanda interna, empezó a faltar oferta de gordo y eso llevó a una brusca suba de precios", dijo.

La intervención oficial al sector se repitió a principios de 2010. Como la carne era uno de los rubros que más había impulsado el costo de vida, Moreno le otorgó una lista de "precios sugeridos" a las carnicerías y supermercados. Una vez más, el foco estaba puesto en los cortes masivos.

Volver

redaccion@corrienteshoy.com    dc@corrienteshoy.com    gestionestrategicasrl@corrienteshoy.com    | Tucuman 1112 - 3400 Corrientes - (+ 54) ( 0379) 4462400 - 4461347
© Copyright 2001-2012 CorrientesHOY.com | All rigths reserved | Desarrollado por Chamigonet.com.ar