El fiscal que justificó una violación en patota en Chubut, con pedidos de juicio político

Info General - 05/06/2020

Luego de que trascendiera públicamente que el fiscal chubutense Fernando Rivarola bajó la imputación a un grupo de seis jóvenes, acusados de violar a una adolescente de 16 años en Chubut, porque según el fiscal se trató de un "desahogo sexual ", en la provincia se desató un escándalo de proporciones. Al menos dos posibles presentaciones de investigación a la decisión del fiscal podrían derivar en juicios políticos si es que prosperan: una de las presentaciones la está analizando el propio Gobierno chubutense, y además el diputado nacional Gustavo Menna y la legisladora provincial Andrea Aguilera, ambos por la UCR, hicieron un anuncio semejante.


El ministro de Gobierno y Justicia de Chubut, José Grazzini, en declaraciones a la prensa, se mostró "sorprendido" por la decisión del fiscal Rivarola, y sostuvo que "desde los organismos del Estado estamos evaluando pedir ante el Consejo de la Magistratura que se abra una causa contra el fiscal, es muy grave el cambio de carátula y los términos jurídicos utilizados".

 

La violación grupal de la adolescente de 16 años ocurrió en la primavera de 2012, en Playa Unión, en Chubut. La investigación comenzó mucho después, a partir de una publicación en redes sociales por parte de la víctima y que involucraba a varios “hijos del poder” de Chubut, en este caso nietos de un ex gobernador y de un senador de la Unión Cívica Radical y de un conocido empresario de la provincia.

 

La patota fue acusada de "abuso sexual con acceso carnal agravado” por la participación de seis personas, pero ahora el fiscal redujo el caso a un “abuso simple” porque se trató de un “desahogo sexual” de los victimarios.

 

En agosto de 2019, ya habían llegado al juicio cinco de los seis acusados y dos de ellos fueron sobreseídos casi de inmediato. Rivarola ahora pidió que otro de los acusados fuera sobreseído. Los otros tres imputados luego del arreglo promovido por el fiscal, los tres imputados podrían seguir en libertad. Los que todavía siguen imputados son Ezequiel Quintana, Leandro Del Villar y Luciano Mallemaci. Los tres han reconocido en juicio abreviado propuesto por la fiscalía ser responsables de la violación grupal pero van a quedar libres con una condena de tres años condicional, que debe ser ratificada por el juez de la causa, Marcelo Nieto di Biase.


El Ministerio Público Fiscal respaldó al fiscal, de alguna manera dando cuenta del término "desahogo sexual", que sostiene el supuesto andamiaje técnico de la postura del fiscal. El diputado radical Gustavo Menna sostuvo a los medios locales que “la explicación sobre la decisión la tiene que dar él (Rivarola). Lo que dijo el Ministerio Público Fiscal no es claro ni suficiente. Ellos dicen que el término ‘desahogo sexual’ es usado en la academia. Pero la verdad es que es un lenguaje arcaico y de una concepción anticuada, en la que no se tiene respeto por la mujer”, explicó.

 

“Debe explicar qué circunstancia extrema se dio para adoptarse esta instrucción. Me parece que sin falta debe dar una conferencia de prensa o una comunicación”, indicó a la prensa local. Página 12