Miércoles de Ceniza

Cuaresma: Instan a ser más pacientes y mansos en la vida

Info General - 27/02/2020

Ayer, con la celebración del Miércoles de Ceniza, comenzó la Cuaresma y, por ese motivo, se celebraron misas en todos los templos católicos. La celebración central tuvo lugar en la iglesia Catedral y fue presidida por el arzobispo de Corrientes, Andrés Stanovnik.


"Con el Miércoles de Ceniza iniciamos el tiempo cuaresmal, durante el cual nos preparamos para celebrar la Pascua. La ceniza que se nos impone en la frente es una señal que nos indica cómo debemos prepararnos para la fiesta de la Pascua de Resurrección", dijo la autoridad eclesiástica durante su homilía.


"La Cuaresma es una oportunidad que nos brinda la Iglesia para que, durante cuarenta días, purifiquemos nuestra vida de todo aquello que nos fue alejando de Dios y de los hermanos, y volvamos a él de todo corazón", agregó.


Continuando con lo anterior, reflexionó: "¿Qué tenemos que hacer para aprovechar bien este tiempo favorable? Sigamos las recomendaciones que nos hace Jesús en el evangelio de hoy, resumidas en tres palabras: limosna, oración y ayuno".


Luego, planteó ante los fieles que "el llamado de volver a Dios y dejarnos reconciliar con él nos da esa fuerza interior que necesitamos para perseverar en el bien, a pesar de las contrariedades de la vida".


Para finalizar, pidió: "Seamos más pacientes y mansos en nuestra vida cotidiana: en el matrimonio y la familia, con los parientes y vecinos; en nuestras comunidades parroquiales, movimientos e instituciones de Iglesia; en la vida pública y en el ejercicio de la política", y agregó que "la mansedumbre evangélica no está reñida con la Justicia, ni se rinde ante la corrupción sea del signo que fuere. La verdadera mansedumbre se la distingue por la paciencia y la constancia en hacer el bien siempre". El Libertador