Condenas de hasta seis años de prisión para un clan familiar que vendía cocaína

Policiales - 21/02/2020

Daniel Tabares recibió la pena de 3 años de prisión, Hugo Barrios 4, Ramón Jesús Ruiz Díaz 4, Walter Javier Godoy 6 y fue absuelta Silvia Evarista Gutiérrez. La banda fue desbaratada en mayo del 2017 en el barrio Piola.


Con la condena a cuatro hombres y la absolución para una mujer culminó ayer con escándalo el juicio al clan familiar que vendía droga en el barrio Piola de la capital correntina. Uno de los abogados defensores criticó la cobertura del debate por parte de los medios de comunicación.


El Tribunal Oral Penal Federal condenó a Daniel Tabares a 3 años de prisión, Hugo Barrios (4 años), Ramón Jesús Ruiz Díaz (4 años), Walter Javier Godoy (6 años) y fue absuelta Silvia Evarista Gutiérrez.
La banda había sido juzgada por el delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización y el de menor condena, por tenencia simple.


De los cinco acusados, tres hablaron ayer en su oportunidad de brindar las últimas palabras antes de que se dicte sentencia, y entre ellos lo hizo Silvia Gutiérrez, de 38 años, con un fuerte descargo contra lo que consideró una “condena social” por lo que disparó hacia la cobertura de los medios.


Su incomodidad por verse reflejada en diarios y sitios de noticias fue semejante al descargo que hizo durante su alegato el defensor Raúl Alfonzo.


En sintonía con esa postura, otro abogado defensor, Humberto Pérez, arremetió contra el periodista Raúl Sotelo a quien le espetó en forma despectiva: “¿Qué es lo que estás filmando vos?”


La situación, tensa, provino de otra manifestación vehemente por parte de la defensa, que valió la intervención del presidente del Tribunal, Víctor Alonso, con un llamado de atención a Alfonzo y la orden de labrar un acta por los términos en los que se expresó en la sala.


Por su parte el letrado realizó al respecto una publicación en Facebook donde puntualiza su reclamo con un diario de circulación provincial.


Cabe recordar que el procedimiento de la policía de la provincia se realizó el 27 de mayo del 2017 en cuatro domicilios del barrio 44 Viviendas, en uno de ellos funcionaba un kiosco.


En total les secuestraron más de 600 gramos  de cocaína y 3,7 kilos  de marihuana.