Un recolector se cortó con un vidrio y pidió conciencia a los vecinos

Info General - 23/01/2020

Todavía no se esclareció el hecho de Manuel Lorenzo Peloso, el empleado municipal correntino fallecido, que pertenecía al sector de recolección de residuos perteneciente a la Municipalidad de Corrientes; cuando se viralizó otro hecho similar con un recolector en la ciudad de Azul (Bs. As.), se cortó con un vidrio y pidió conciencia a los vecinos.


El trabajador correntino murió a principios de año, a raíz de un corte que se produjo en horario de trabajo al hincarse con un vidrio y una larga cadena de irresponsabilidades que terminaron con su vida.


"Los vidrios NO van en bolsas porque pasan estas cosas. Deben pensar antes de tirarlo en la basura así no le pasa esto a nadie más", escribió Enzo Carrizo en la ciudad de Azul.


El recolector de basura publicó una foto del fuerte corte que se hizo en una pierna en las redes sociales para concientizar a los vecinos sobre los peligros de tirar vidrios a la basura. El hombre recibió diez puntos en una de sus piernas luego de levantar una bolsa en Rivadavia y Olavarría en la que había vidrios sin ningún tipo de protección.


“Los vidrios NO van en bolsas porque pasan estas cosas. Deben pensar antes de tirarlo en la basura así no le pasa esto a nadie más”, escribió Enzo Carrizo en Facebook al compartir una imagen de la herida que se hizo en la pierna.


A la hora de descartar vidrios u objetos cortantes se recomienda envolver estos objetos en cartón o con bastante papel para que no traspasen las bolsas y puedan llegar a lastimar a los recolectores o a cualquier persona que manipule la basura.

 

 

CORRIENTES


El empleado municipal correntino fallecido Manuel Lorenzo Peloso, pertenecía al sector de recolección de residuos. Murió a raíz de un corte que se produjo en horario de trabajo al hincarse con un vidrio y una larga cadena de irresponsabilidades que terminaron con su vida.


Su viuda solicitaba ayuda ante las autoridades municipales para poder cobrar el sueldo de su esposo y también la necesidad de una fuente de empleo dependiente ya que, debido al fatal desenlace con Peloso, es la única que puede trabajar para llevar sustento a su hogar.


Manuel, un trabajador de 33 años, se desempeñaba en el turno mañana en el área de Recolección de Residuos en la ciudad de Corrientes y falleció, producto de un corte profundo en la mano izquierda mientras realizaba su tarea. Nadie lo atendió como correspondía, le exigieron que continuará trabajando pese a la profunda herida, las vendas y los dolores; pasó por una clínica; cuando fue a emergencias del Hospital Vidal fue muy tarde. Murió el primer domingo del año. En la municipalidad y en la empresa nadie se hace responsable de la perdida de una joven vida.

 

PROMESAS


Su viuda, María Romero comentó que se reunió con el secretario de Coordinación de Gobierno Municipal, Hugo Cuqui Calvano, quien le prometió ayuda con respecto al cobro de los haberes de su esposo, ya que este mes aún no los pudo percibir.


Además, le solicitó un puesto laboral de planta permanente como tenía su fallecido esposo.