Por Daniel Caram

Propuesta de Volver a Creer para la Unidad y el triunfo del Peronismo Correntino rumbo al 2021

Opinión del Director - 15/01/2020

El gobierno de facto o militar vigente en la década del ‘70, se irrumpe en 1973 con el retorno de Perón al país y su acceso a la presidencia y en Corrientes gana la gobernación el peronismo en octubre de 1973 hasta marzo de 1976 cuando el golpe militar que dura hasta 1983 con el regreso a la democracia. Después se intercalan en el gobierno los autonomistas y liberales, colaboradores de los golpes militares; las intervenciones federales conocidas y del año 2001 a la fecha los radicales. Vale decir que en medio siglo el peronismo solo gobernó 2 años y medio.


El antecedente reseñado es un dato a considerar en la vida institucional del PJ, acéfalo de autoridad y con interventor para su normalización ante la debacle política padecida en los últimos 20 años en manos del mismo círculo de conducción. El peronismo de Corrientes, siempre a contramano de los gobiernos nacionales del mismo signo y en las circunstancias actuales y, a fin de romper con esa fatalidad política y evitar que se repita el episodio en 2021, debe procurar encontrar el camino que lo saque del atolladero.


La Nación está en riesgo, las acechanzas son de adentro y de afuera, la profunda crisis económica y social que padece el país y las medidas del gobierno nacional para conjurarla debe tener el acompañamiento del pueblo y el peronismo en su conjunto, debe ser su baluarte. No es el momento para discusiones banales y debemos evitar caer en la crítica despiadada, del internismo epidémico que padecemos los peronistas.


En el convencimiento que se puede aportar ideas, para salir de la balcanización partidaria, reparar heridas y agravios, sin perder la memoria acerca de sus responsables; se cree oportuno y de inmediato mantener una audiencia con el delegado normalizador para exponerle de la necesidad de que gestione e interese a los estratos superiores del gobierno nacional y partidario, para que la selección de nuevas autoridades en todos los cargos de la estructura federal con asiento en el Distrito Corrientes, sea distribuida de manera equitativa entre las diferentes líneas internas partidarias.


Instar para que el peronismo convoque a los partidos aliados a participar en la distribución de referencia haciendo honor al lema: “Es con TODOS”.


Habrá que buscar métodos de distribución por consenso, puede alarmar un poco la idea por el antecedente de la alta confrontación interna, pero con voluntad política y sin mezquindad, es posible. La convocatoria a elecciones internas fallida, puede aportar un elemento de aproximación al instrumento distribuidor de cargos, en efecto, el registro de Listas anotadas y reconocidas oficialmente para competir, puede ser tenido en cuenta.


A partir de la cantidad de listas reconocidas, sus referentes podrán aportar inicialmente tres candidatos de su pertenencia, que deberán ser seleccionados conforme a la capacidad y la idoneidad que el cargo requiera. La comisión evaluadora se integrará con un representante titular y un suplente.


Esta propuesta permitiría que cada sector seleccione sus mejores mujeres y hombres; los candidatos al tener idoneidad suficiente, pueden y deben ejercer sus funciones con eficacia, y haría que la comunidad beneficiada, oficie de agente de la buena difusión de la gestión de gobierno. Evitando así, inclusive, el uso y abuso del ‘dedo’ político o partidario que tan mala experiencia nos trajo hasta ahora.


La distribución equitativa de los cargos, implicaría una integración o unidad funcional de las líneas internas y bajaría la intensidad en la contienda interior y ayudaría a crear mejores condiciones de adhesión para las elecciones a mitad de mandato de las presidenciales. Esta propuesta es una iniciativa que direcciona a la unidad del peronismo, buscando armonizar al conjunto y que no prevalezca posición de privilegio alguno y haciendo aplicación del postulado peronista que pregona: “La política no es para nosotros un fin, sino solo el medio para el bien de la Patria, que es la felicidad de sus hijos y la grandeza nacional” (verdad nueve).


Toda esta mega idea de superación partidaria e institucional, fue convenientemente plasmada en un documento que iba a ser detallado con precisión en una audiencia solicitada al Interventor partidario y que le fuera otorgada a la Agrupación “Volver a Creer”. Vale aclarar que esa audiencia, prevista para las 18:30 horas del viernes 10 de enero, no pudo ser concretada, debido a inconvenientes de último momento en la persona del Dr. Julio R. Sotelo, quedando en veremos esta importante reunión.


Esta misma Propuesta, será remitida en las próximas horas a la Secretaría General de la Presidencia, en la figura de su titular Julio Vitobello; y al Sr. Presidente del Consejo Nacional del Justicialismo, el compañero Don José Luis Gioja; quienes seguramente, de ser aceptada la idea, podrían indicar el camino para su implementación.


Daniel Caran
Volver a Creer