Ranking de la ATP

El tenista correntino es el comodín en del equipo argentino en Madrid

Deportes - 17/11/2019

Una rápida búsqueda en el ranking de la ATP de los 100 mejores argentinos del mundo arroja cinco nombres: Diego Schwartzman (14°), Guido Pella (25°), Juan Ignacio Londero (50°), Federico Delbonis (76°) y, finalmente y en el puesto 93, Leonardo Mayer, el quinto elemento del equipo de Gastón Gaudio para las Finales de la renovada Copa Davis.

 

 


"La convocatoria un poco la esperaba y un poco no. No sé cómo explicarlo. Tuve momentos buenos y malos en el año. Cuando me iba bien era 'sí, voy a ir' y cuando me iba mal era 'no voy a ir'. Pero a mí ésto me gusta mucho y levanta mucho mi nivel porque me encanta jugarla. Eso hace que lo disfrute mucho y que me guste", le dice el correntino a Clarín.

 

 


"Todos los que están en el equipo son importantes. Yo soy una figura más en el equipo para lo que se necesite. Si hay que hacer masajes, haré masajes -dice entre risas-. El equipo es muy fuerte y eso te mejora mucho".

 

 


Gaudio fue quien explicó por qué se inclinó por Mayer y no, por ejemplo, por un Londero que explotó en 2019 en el que alcanzó su mejor ranking histórico: "Llevar a un quinto jugador no significa que sólo sea suplente de doble, también debe ser un suplente de single.

 

 

 

Queríamos tener un jugador que pueda cumplir las dos funciones y creemos que ese jugador es Mayer. Y sí, Londero tuvo un año espectacular y se merecía estar en el equipo, pero nos terminamos decidiendo porque no tuvo una buena gira en indoor. Era importante, además, tener un equipo con la mayor versatilidad, en caso de que tengamos algún problema con alguna lesión".

 

 


Mayer, además, es uno de los cuatro tenistas que fue campeón con Argentina en Zagreb junto a Juan Martín Del Potro, Federico Delbonis y  Pella, su compañero en Madrid.

 

 


Sin embargo, eso no le hace atravesar este desafío más tranquilo: "Me agarra un poco más grande pero eso no te cambia nunca. Los nervios te marcan la importancia que uno le da a la competencia y lo que uno quiere. Si no los tuviera sería porque no me importaría. Saber manejarlo es difícil. Y si me toca jugar, lo haré como siempre: a full y tratando de ganar".

 

 


Aunque participó de los cuatro Grand Slams y en Roland Garros llegó hasta octavos de final -donde lo eliminó Roger Federer-, después del US Open, el tenista de 32 años sólo jugó el ATP Challenger Tour, destacándose apenas con las semifinales en Buenos Aires. Pese a eso, Gaudio lo eligió y él se ilusiona en un equipo al que considera "competitivo, muy compacto y con compañeros que jugaron muy bien en el año".

 

 


"Eso hace que levanten mucho nuestras posibilidades y que los rivales te miren de otra forma. Es un lindo desafío lo de Madrid", explica. El nuevo formato también lo entusiasma. "Es diferente porque al jugador no lo mata, no lo desgasta en el año, no lo "asesina".

 

 

Antes era muy cansador. Lo que tenía era esa mística de jugar de local, que te ayudaba un poquito más. Ahora es igual para todos menos para España, que será local o Argentina, que tiene mucha gente viviendo en España y eso nos va a hacer locales casi", justifica.

 

 


"A mí me gusta más ahora porque te da ganas de jugar, porque no te cansa tanto", dice sin titubear quien fue campeón en Croacia y se transformó en el comodín de Gaudio en Madrid.