Tribunal Federal

Corrientes: Liberan a un narco por tener asma y las cárceles están llenas

Info General - 15/11/2019

La determinación fue tomada por el Tribunal Federal.

 

En su fallo, los jueces pusieron de relieve la crisis carcelaria federal.Un narcotraficante fue beneficiado este viernes con prisión domiciliaria por la Justicia Federal de Corrientes porque desde hace más de un año y medio está detenido en la Policía Federal y padece asma, pero no puede ser trasladado a un penal por la emergencia carcelaria, informaron fuentes judiciales.

 

La determinación, y el alerta por la crisis de las cárceles federales, fue tomada por el Tribunal Oral Federal de Corrientes con la integración de los jueces Víctor Alonso y Lucrecia Rojas de Badaró.

 

Rodrigo Acevedo, un joven de Curuzú Cuatiá que el 10 de marzo de 2018 fue atrapado en un control de rutina de fuerzas federales sobre la Ruta Nacional 12 entre El Sombrero y Riachuelo, está procesado por el transporte de más de 15 kilos de marihuana que llevaba escondidos en un bolso. Formaba parte de una banda. 

 

Desde septiembre del año pasado la defensa oficial de Acevedo intenta que recupere su libertad, algo que consiguió este viernes. Y nada menos que por una enfermedad que no puede ser tratada en su lugar de detención, la delegación Corrientes de la Policía Federal (PFA).

 

En el expediente se incluyeron informes médicos que dan cuenta de un asma bronquial, medicado por sus visitas periodicas al Servicio de Neumología del Hospital Escuela.

 

La policía ya le informó a los jueces que "no puede brindar los cuidados especiales y medicamentos que conlleva la patología del interno Acevedo" y agregó que "se halla alojado es un ambiente húmedo, con muy poca ventilación y reducido espacio físico que son factores predisponentes a la crisis de broncoespasmos que son más frecuentes", indica el expediente.

 

Además, Acevedo no puede ser trasladado a cárcel federal de Resistencia, la Unidad 7, porque reviste la condición de "asimilado a las fuerzas de seguridad", ya que su padre es retirado del Ejército Argentino, por lo que se ofreció como alternativa su traslado al Complejo Penitenciario Federal III del NOA –Salta- o bien Colonia Pinto (U.35) de Santiago del Estero, supeditado a la disponibilidad de cupos.

 

En medio de ese trámite el Tribunal Oral Federal de Corrientes señaló "el estado de emergencia carcelaria y la falta de plazas en las unidades".

 

Y asimismo, el fiscal ante el cuerpo opinó en forma contraria al pedido de domiciliaria, reclamando que se lo remita a un centro penitenciario con capacidad para asistirlo en su enfermedad.

 

Vale señalar, está bajo la lupa de la Justicia por la figura penal de transporte de estupefacientes agravado por el número de intervinientes, que según el Código Penal, establece una condena de entre seis y 20 años de prisión.

 

Ahora el joven irá a la casa de su madre, en las 100 Viviendas de Curuzú Cuatiá, junto a su concubina y su hija de dos años. El Litoral