Capital

Bares y locales se suman a la ola verde

Info General - 22/09/2019

Hace un tiempo, en la Ciudad de Corrientes pueden verse cada vez más lugares que instan a eliminar el uso de descartables. Además de generar un aporte a la concientización, también se genera una reducción de costos.

 

Locales gastronómicos y bares de Corrientes, de a poco se suman a la "ola verde". Desde hace un tiempo, puede denotarse en la Capital correntina un cambio en las conductas alimenticias, como así también amigables con el medio ambiente.

 

La cocina orgánica, el no uso de descartables y la promoción de los envases reutilizables proponen una nueva forma de ayudar al ecosistema de una manera práctica y sencilla.


BIODEGRADABLES

Sorbetes, cubiertos y vasos descartables y servilletas, elementos propios de la mesa de cualquier bar, hoy progresivamente se van dejando de lado.

 

En una recorrida por diferentes locales, este medio pudo denotar la existencia de propuestas innovadoras, que además, apoyan a la economía.

 


Andrés "Tico" García, propietario de Serafín Café, uno de los locales que de a poco se adentra en estas propuestas, señaló: "Con el tema de sorbetes, más ahora con el taema del calor, la gente pide sorbetes pero entienden que nosotros por un tema ecológico y de biodegradabilidad, evitamos su uso.

 

En cuanto a las tazas, el pedir que traigan su taza busca más promover una nueva cultura del café, pero se anexa a esta movida ecológica. En un principio no lo vimos como algo que tenía que ver con el medio ambiente, pero todo nos llevó a notar que desde nuestro lugar podemos hacer un aporte".

 


El comerciante además señaló que se encuentran analizando opciones de economía circular, al aportar la borra, es decir, los residuos que quedan del café, los cuales podrían utilizarse como abono por parte de pequeños productores. "Un paso importante es darse cuenta. Pensar en algo, notar que pasa algo.

 

Hay quienes lo pueden hacer y lo llevan a la práctica y otros que se quedan en la costumbre, pero creemos que el empezar por tomar conciencia, es el inicio para cambiar y mejorar la situación del medio ambiente".



TUPPER



Las viandas y servicios de comidas, brindados por casas de gastronomía, también han presentado en los últimas semanas, la modalidad de solicitar a sus clientes que retiren sus porciones en sus propios envases o tuppers. Esto, según explicaron trabajadores del sector, no sólo contribuye a la ecología sino también a las economías, especialmente de los emprendimientos pequeños, quienes reducen costos en papel y plásticos, al mismo tiempo que resulta más práctico para el transporte de alimentos.

 


En casas de comidas más tradicionales, en un grado menor pero también llamativo, el uso de bolsitas de plástico se ve cada vez en menor cantidad. Según explicaron al ser consultados, las consideran innecesarias al colocar el alimento ya en un envoltorio de papel, es un gasto innecesario y en última instancia, si el cliente la necesita, puede solicitarla.

 

"Muchas veces los clientes no han dicho que les demos el pedido así, sin bolsita porque se llevan las porciones para almorzar en la oficina o en casas que quedan cerca y sólo les genera basura, así que empezamos a optar por no entregarlas más. Ayudamos a mantener la Ciudad limpia y a nosotros nos ayuda con los costos", señaló una trabajadora de una rotisería céntrica.

 


En este sentido, las opciones de comida vegana, una opción cada vez más visible en la Capital correntina, llevan más allá la conciencia no sólo ambiental sino ética.

 

Promueven menús orgánicos, en pos no sólo de respetar a los animales, sino de paliar las consecuencias de las empresas productoras de alimentos, como así también sus procesados, para los cuales intervienen químicos y se generan sustancias residuales que en su mayoría no son biodegradables.