¿En quién confiar?

Dos policias amenazan de muerte a una mujer

Policiales - 25/08/2019

Dos hombres que estarían identificados como funcionarios de seguridad la amedrentaron para que desaloje una casa. Actuarían en connivencia con el exmarido de la víctima.


 

Dos hom­bres, que se­rí­an in­te­gran­tes de la Po­li­cía de Co­rrien­tes, fue­ron de­nun­cia­dos co­mo au­to­res de ame­na­zas de muer­te en con­tra de una mu­jer a la que ha­brí­an tra­ta­do de ex­pul­sar de una vi­vien­da. La in­ten­ción se­ría apro­piar­se del in­mue­ble y co­mer­cia­li­zar­lo.

 

La víc­ti­ma pre­ci­só que en el lap­so de una se­ma­na su­frió se­rias in­ti­mi­da­cio­nes. Una en el lu­gar en el que es­tá ubi­ca­da la ca­sa en cues­tión, en el ba­rrio Al­ta Gra­cia, otra en la vía pú­bli­ca, en in­me­dia­cio­nes al ce­men­te­rio San Juan Bau­tis­ta, y la res­tan­te en ca­sa de su ma­dre, en el ba­rrio Gal­ván.
A par­tir de la se­gui­di­lla de epi­so­dios, ate­mo­ri­za­da tan­to por su in­te­gri­dad co­mo por la de sus hi­jas, Lour­des F. no lo du­dó y de­ci­dió acu­dir a la co­mi­sa­ría sec­cio­nal Se­gun­da pa­ra asen­tar la de­nun­cia for­mal.

 


En la acu­sa­ción, apor­tó in­for­ma­ción so­bre un au­to­mó­vil en el que se mo­vi­li­za­rí­an los su­pues­tos efec­ti­vos. Se tra­ta de un Volks­wa­gen Gol Trend ro­jo, pro­pie­dad de una mu­jer, pe­ro con au­to­ri­za­ción de ma­ne­jo a nom­bre de un po­li­cía en ac­ti­vi­dad.

 


De acuer­do con in­for­ma­ción co­no­ci­da por dia­rio épo­ca, el pri­me­ro de los in­ci­den­tes ocu­rrió el lu­nes 19 de agos­to en ca­lle Los Co­me­chin­go­nes al 2300. Allí es­tá si­tua­da la vi­vien­da que se­ría mo­ti­vo de las ame­na­zas.

 


Un gru­po de al­ba­ñi­les que re­a­li­za­ban obras en ese do­mi­ci­lio fue abor­da­do por dos hom­bres ves­ti­dos de ci­vil que lle­ga­ron en au­to y pi­die­ron “ha­blar” con la due­ña. La mu­jer no es­ta­ba en ese mo­men­to. En­ton­ces, siem­pre se­gún lo ex­pre­sa­do en la de­nun­cia, ta­les su­je­tos men­cio­na­ron que vol­ve­rí­an más tar­de. Sin em­bar­go, no re­gre­sa­ron. Igual­men­te, los tra­ba­ja­do­res apor­ta­ron de­ta­lles del au­to­mó­vil en el que se mo­vi­li­za­ban los des­co­no­ci­dos.

 


Al pa­so de unos dí­as, los mis­mos su­je­tos si­guie­ron a la de­nun­cian­te has­ta la ca­sa de su ma­dre, en ave­ni­da Te­nien­te Ibá­ñez del ba­rrio Gal­ván. Su­po quie­nes eran por­que las ca­rac­te­rís­ti­cas del au­to coin­ci­dí­an en to­do lo des­crip­to por los al­ba­ñi­les. “A vos te con­vie­ne jun­tar to­das tus co­sas y las de tus hi­jas y sa­lir de la ca­sa por las bue­nas”, le ha­brí­an di­cho en to­no fuer­te so­bre la ve­re­da. Es­to pa­só du­ran­te la no­che del miér­co­les. En di­cha opor­tu­ni­dad, ella lo­gró me­mo­ri­zar la pa­ten­te del au­to. Es­to lle­vó a sa­ber que el ve­hí­cu­lo per­te­ne­ce a una mu­jer, aun­que es­ta­ría ba­jo res­pon­sa­bi­li­dad de un po­li­cía en ac­ti­vi­dad.

 


El úl­ti­mo su­ce­so tu­vo co­mo es­ce­na­rio a la ca­lle Ve­dia, al cos­ta­do del ce­men­te­rio San Juan Bau­tis­ta. Lour­des iba ca­mi­no a la ca­sa de una her­ma­na cuan­do se cru­zó, de ma­ne­ra sor­pre­si­va, con los pre­sun­tos po­li­cí­as mien­tras és­tos dia­lo­ga­ban en la vía pú­bli­ca con su ex­ma­ri­do. Ca­be se­ña­lar que el ex­con­cu­bi­no de la mu­jer fue de­nun­cia­do por ac­tos de vio­len­cia de gé­ne­ro ha­cia ella me­ses atrás y esa fue la ra­zón de la se­pa­ra­ción.

 


An­te es­te mar­co, la víc­ti­ma sos­pe­cha que los pre­sun­tos po­li­cí­as pu­die­ron ser “con­tra­ta­dos” pa­ra hos­ti­gar­la, con el fin de obli­gar­la a aban­do­nar la ca­sa que aquel hom­bre ten­dría in­ten­cio­nes de ven­der.