Elecciones 2019

Quiebre polémico en la cámpora

Política - 18/07/2019

La pelea por las boletas largas comenzó a pasar factura. También hubo ruptura entre el fabianismo y el pruyismo.

 

Se conoció ayer un polémico corte en la relación entre La Cámpora y lo que queda de la nunca bien ponderada Cooperativa del PJ. Nunca se llevaron bien, sólo "aguantaron" a la espera de la imposición de Buenos Aires.

 

Muchos dirigentes tomaron conciencia del costo político que representa el hecho de intentar la proscripción de cinco de las seis listas anotadas para competir en las Primarias.


Fue el trajín de la campaña lo que les hizo notar, en carne propia, el desagrado de la ciudadanía y de la dirigencia -peronista y aliada- por evitar que cada representante político pudiera ir con la boleta acompañando al tándem Fernández-Fernández.


Así se inició una "temporada de pases de factura", que esmeriló la enclenque base con la que se engendró la boleta que tiene al referente camporista, "Pitín" Aragón como cabeza de lista. Para este tipo de exponentes, se deben quemar las naves judicializando las Paso.


Lo cierto es que la Cámara Electoral Nacional recién trasladaría la decisión la semana que viene hacia la órbita de la Corte Suprema, estando aún latente la posibilidad de que los apoderados nacionales que encendieron esta mecha dejen la intentona.


Y como casi siempre, cuando surge una crisis se asoman otras, se produjo un quiebre entre el fabianismo y el pruyismo, ruptura que en tiempos de campaña como los que se viven, se traduce en una alicaída performance proselitista, sin la posibilidad de mitines ni recorridas ante la falta de representantes territoriales dispuestos a formar parte de lo que podrá quedar en la historia como el sector más perdedor del justicialismo vernáculo.


En definitiva, la última palabra la tendrán los supremos que integran el más alto Tribunal de la Nación, la cual se conocerá recién entre el 6 y el 8 de agosto.