Torneo Oficial de Primera A del fútbol casero

Mandiyú, dueño del clásico

Deportes - 15/07/2019

El "albo" reafirmó su buen momento en el Torneo Oficial de Primera A del fútbol casero. Ayer, superó a Boca Unidos por 3 a 1 en cancha de Libertad, con goles de Martín Oviedo, Marcelo Báez y Ezequiel Alfonzo; para el "aurirrojo" marcó Damián Estigarribia de tiro penal. Trascendió que la recaudación superó los ochenta mil pesos. 

 

La actitud no se negocia para este Mandiyú. Ayer, volvió a dar muestra de cómo encarar los partidos para anotarse una gran victoria por 3 a 1 ante Boca Unidos.

 

El elenco que orienta tácticamente Julio Toledo fue de menor a mayor, con grandes actuaciones individuales que terminaron de inclinar la balanza ante el rival de toda la vida.


Boca Unidos comenzó mejor, adueñándose de la cinco en la mitad de la cancha y sorprendiendo con Franco Aguirre Gómez por afuera, el buen manejo de Facundo Benítez. Ese mejor comienzo le permitió a Boca ponerse en ventaja al sacar provecho de un penal que sancionó el árbitro, Sergio Pérez y que lo cambió por gol Damián Estigarribia.


De ahí en más, Mandiyú se adelantó en el campo pero sin lograr generar peligro. Alexis Fleita, Rolón Segovia, algo de Martín Oviedo aportaban pero no alcanzaba para doblegar a la última línea "aurirroja" que sacaba todas los envíos aéreos que tiraba el "albo". Sin embargo, a cinco minutos del final, Rolón Segovia desbordó, le ganó a su marcador, se metió en el área y tiró el centro de la muerte, fue bien aprovechado por Oviedo para mandar la número cinco a la red.


En el complemento, el quiebre se dio rápido en el juego. A los 3', Marcelo Báez aprovechó una asistencia de Oviedo y definió con lo justo ante el achique de Federico Quijano. Con la ventaja, el equipo de Toledo manejó el trámite del juego. Rolón Segovia y Fleita fueron los abanderados a la hora de intentar jugar al fútbol, en un terreno donde era imposible que la cinco corriera con elegancia.


El tercero nació en una pelota que peleó y ganó Rolón Segovia (la figura del partido), combinó con Fleita que sacó desde uno de los vértices del área un centro al primer palo, y aparición de Ezequiel Alfonzo para empujar a la red ante la locura de los simpatizantes del "albo", abarrotados detrás del arco que defendió en la etapa final el golero boquense, Federico Quijano.


La diferencia en el marcador fue un golpe que no pudo asimilar el juvenil Boca Unidos, que intentó el descuento pero no logró hilvanar en el resto del juego acciones de riesgo ante la última línea de Mandiyú.


El triunfo terminó premiando la actitud y entrega que mostró el elenco de Julio Toledo con dos centrales que impusieron condiciones como Tomás Barrios y Facundo Sosa, con Alexis Fleita en su rol de conductor y hacer jugar a los demás y un Rolón Segovia que se las ingenió para aguantar, imponer sus condiciones cuando pisaba el área rival y asistir a sus compañeros. En definitiva, ganó el que mejor hizo las cosas.