Crimen de Olivares y Yadón: procesaron a dos detenidos por homicidio agravado por alevosía y por placer

Policiales - 24/05/2019

Juan José Navarro Cádiz y a Juan José Fernández, alías "El Cebolla" y "El Gitano", quienes estuvieron en el auto desde donde salieron los disparos que terminaron con la vida del diputado Héctor Olivares y del funcionario Miguel Yadón el pasado 9 de mayo en Plaza Congreso, fueron procesados con prisión preventiva por doble homicidio agravado.

 

El titular del juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Nro. 16 de la Capital Federal, Mariano Iturralde, los consideró "coautores criminalmente responsables del delito de doble homicidio agravado por haber sido cometido con alevosía y por placer, como así también por el uso de arma de fuego con el delito de portación de arma de guerra sin la debida autorización legal". Así, ambos podrían afrontar una pena de prisión perpetua.

 

Además informó que los otros cinco detenidos serán liberados. A Estefanía Fernández Cano -hija del "Gitano"-, Miguel Navarro Fernández -padre del "Cebolla"-, Luis Cano, Rafael de la Santísima Trinidad Cano Carmona y Castro Iglezias Montoya les dictaron la falta de mérito, ya que tras el análisis de las cámaras de seguridad y demás elementos probatorios reunidos, se descartó su posible participación en el hecho.


El juez Iturralde fundamentó la resolución "en base a una amplia investigación desarrollada con intervención de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N° 40, a cargo de la Estela Andrades, en la que actuó la División Investigación de Homicidios de la Policía Federal Argentina en coordinación con distintas áreas de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires".

 

En el fallo, el magistrado aclaró que "si bien los acusados al prestar declaración indagatoria expresaron que previo al hecho consumieron alcohol y estupefacientes, se tuvo por acreditado que ambos pudieron comprender la criminalidad de sus actos y dirigir sus acciones".

 

Y agregó sobre el móvil del crimen: "De la prueba relevada no ha surgido hasta el momento contacto o conflicto previo entre las partes que pudiera haber dado lugar al referido ataque, sin perjuicio de continuarse con la investigación".


Los investigadores acreditaron que "los imputados fueron quienes se encontraban dentro del vehículo VW 'Vento' -propiedad de Juan Jesús Fernández- desde el cual partieron los disparos que alcanzaron a las víctimas, así como también que el arma homicida se corresponde con la pistola calibre .40 secuestrada en el domicilio atribuido a Juan José Navarro Cádiz", se explica en el comunicado.

 

En un repaso de los hechos, el fallo detalla que "las víctimas arribaron al lugar a las 6:33 horas, dieron una primera vuelta a la plaza y a las 6:50 horas, al pasar por segunda vez frente al vehículo tripulado por los imputados, fueron alcanzados por múltiples disparos de arma de fuego (se comprobó que fueron cinco en total, tres de ellos impactaron en el cuerpo de Yadon y uno en el de Olivares), tras lo cual los autores se marcharon del lugar, Navarro Cádiz a pie y con rumbo a su domicilio -cercano al lugar- en cuyo trayecto descartó material balístico en un cesto de basura, en tanto que Juan Jesús Fernández llevó su automóvil hasta un estacionamiento cercano".


Posteriormente, continúa el informe judicial, Fernández y Navarro Cádiz se fugaron con el auxilio de familiares. Sin embargo, en las siguientes 24 horas ambos fueron detenidos: el primero en la provincia de Entre Ríos, mientras que a Navarro Cádiz lo capturaron en Uruguay. Su extraditación se concretó el pasado 17 de mayo.

 

Un dato clave refiere a la posibilidad de un tercer ocupante en el Vento, ya que en las imágenes del ataque solo se observa a los procesados. Esta hipótesis quedó, en principio, descartada, "como así también la intervención de un segundo vehículo de apoyo", señala el fallo.