Paro total

Desde la medianoche no habrá colectivos en Capital

Info General - 24/05/2019

La Comuna sostiene que la medida de fuerza los excede ya que responde a una convocatoria a nivel país. A la vez destacaron que la misma ha sido registrada de acuerdo con los pasos legales, por lo que las firmas no serán sancionadas.

 

Ante la adhesión al paro nacional de las firmas que prestan el servicio de transporte público de pasajeros, convocado por la UTA central, desde la Comuna descartan un servicio de emergencia de traslado y sanciones ya que la medida fue legalmente inscripta.


En rechazo a las políticas económicas del Gobierno nacional y a la crisis actual, la UTA Nacional y la CGT convocaron a medidas de fuerza para el 25 y 29 de mayo, a las que se adhirieron las firmas locales, lo que implica una jornada patriótica sin colectivos.


El intendente Eduardo Tassano informó a medios radiales que el paro de mañana escapa a las posibilidades que tiene la Comuna por su tenor nacional, en referencia a la legalidad y las posibilidades de que la medida de fuerza se retrotraiga. Por su parte, el secretario de Movilidad Urbana y Seguridad Ciudadana, Jorge Sladek, señaló a El Litoral que “es una adhesión local a una medida nacional, por lo que nosotros no podemos evitarla”.


En cuanto a la legalidad y posibles sanciones, el funcionario municipal manifestó que “se han cumplido con todos los pasos legales registrándose la medida de fuerza para el 25 de mayo (mañana) y tentativamente para el 29 de este mismo mes, por lo que no se aplicarán sanciones ante la adhesión de las firmas locales”.


Y, en este sentido, también desde la Comuna descartaron cualquier posibilidad de contar con un servicio de emergencia como sucedió el año anterior cuando se produjo un paro de 10 días.

 

Conflicto local


Tras el pase a cuarto intermedio de la conciliación obligatoria que se está llevando adelante entre las empresas del transporte público y la UTA, en reclamo del pago de haberes de acuerdo con la escala nacional, Sladek indicó que “si bien nosotros somos parte, al ser el poder concedente y el órgano de contralor, la situación se debe resolver entre las partes, nuestra responsabilidad implica que los usuarios puedan acceder al servicio de transporte dentro de la legalidad que corresponde”.


En tanto, desde la UTA sostienen que el monto mínimo adeudado a cada trabajador es de $5.000, pero que se incrementa de acuerdo con los años de antigüedad de los mismos y que corresponden a la diferencia que surge del pago de la escala nacional como un plus, y no incorporado al básico.
Al respecto, vale recordar que el lunes 27 de mayo, a las 17, se retomarán las conversaciones que habían sido pospuestas, con el objetivo de conseguir fondos nacionales para saldar los montos adeudados y que el servicio no quede sujeto a nuevas medidas de fuerza que surjan del ámbito local.

 

Servicio


En relación a las mejoras que se han implementado en la prestación, Sladek comentó que “desde comienzo de año estamos apostando al mejoramiento de la frecuencia de las unidades, por lo que hace muy poco finalizamos un relevamiento de las paradas oficiales a fin de avanzar con la señalética de las mismas y evitar aquellas que en algunos casos perjudican al servicio”.


En vinculación con esto, el secretario de Movilidad Urbana destacó que “la empresa Turismo Miramar ha contribuido con señaléticas horizontales y verticales, las cuales ya han sido colocadas, como también dispuso refugios de pasajeros, los cuales ya se han instalados también”.


La empresa Ersa, en tanto, desde el inicio de la gestión, presentó un recurso de amparo esgrimiendo los detalles por lo que no se encuentra en condiciones económicas para cumplir con lo establecido en los pliegos de licitación del servicio, lo que implica la instalación de 100 refugios.