Para evitar inconvenientes en el tránsito

Habilitan protocolo para el retiro de equinos de la calle

Info General - 14/03/2019

Ante un caso de maltrato o abandono la Dirección de Tránsito de la ciudad debe trasladar al caballo al área de Zoonosis para las atenciones.


Luego de las reiteradas denuncias e incluso los arduos trabajos desde el Movimiento Argentino de Protección Animal de Corrientes (Mapac) que insiste en que se erradique la tracción a sangre, la Municipalidad facultó mediante una norma a la Dirección de Tránsito a retirar a los equinos y a la Dirección de Zoonosis, a realizar los análisis sanitarios.

 

Los tribunales de Falta dispondrán los futuros destinos. Los funcionarios municipales mencionaron que el objetivo es evitar inconvenientes viales y generar acciones durante los casos de maltrato animal o abandono.

 

Por ello, el Municipio reglamentó la ordenanza Nº 3.202 mediante la cual establece el protocolo de actuación para retirar a los caballos que deambulan en la vía pública, asistirlos y definir el destino en el caso de que sea necesario ante la ausencia de propietarios. La normativa permite a la Subsecretaría de Tránsito a proceder con la retención de los equinos y su posterior traslado a un depósito municipal, donde desde el área de Zoonosis deberán realizar los estudios sanitarios pertinentes para que después los tribunales de Faltas definan la custodia y eventuales sanciones contra los dueños. Ante los casos diarios de caballos sueltos en la vía pública, mucho de los cuales se encuentran en mal estado o abandonados y generando riesgos en materia vial y sanitaria, el Departamento Ejecutivo Municipal (DEM) reglamentó la ordenanza Nº 3.202 mediante la cual facultan a la Comuna a proceder al retiro de la calle de los equinos que se encuentran deambulando sin que el propietario esté presente.

 

El protocolo establece que ante un caso de equinos abandonados o en mal estado, la Subsecretaría de Tránsito tiene un plazo de 24 horas para retirarlo de la vía pública luego de constatar la situación del animal y trasladarlo a un lugar para su custodia, según los convenios con entidades proteccionistas locales.

 

Posteriormente, la Dirección de Zoonosis llevará a cabo los controles sanitarios para descartar riesgos infecciosos para la población y luego el Tribunal Administrativo de Falta municipal dispondrá el destino del animal. Los propietarios tendrán un plazo de cinco días para reclamar la propiedad del equino.

 

Más de 300 equinos en refugios

 

El maltrato animal, en particular hacia los caballos, es cada vez más notorio en la ciudad. Esta realidad la hicieron notar desde el Movimiento Argentino de Protección Animal Corrientes (Mapac). Su referente, Isabel Cocomarola, comentó a NORTE de Corrientes que suman más de 300 los equinos que tienen en los refugios, y que por la ciudad circulan unos 400 animales. “Aún falta concientización y preparación del personal policial que no quiere tomar la denuncia”.