Francisco expulsó a un sacerdote brasileño acusado de abuso

Info General - 21/02/2019

Francisco expulsó de la Iglesia católica al brasileño Jean Rogers Rodrigo de Sousa señalado de abuso sexual en Brasil y que cumplía tareas pastorales en Paraguay.

 

El sacerdote "ha recibido del Santo Padre el rescripto de pérdida del estado clerical y dispensa de las obligaciones correspondientes", informó en un comunicado la diócesis de Ciudad del Este, capital del departamento de Alto Paraná y 320 kilómetros al este de Asunción.


Por su parte monseñor Guillermo Steckling, obispo de Ciudad del Este, emitió un informe señalando que debido al proceso disciplinario que había abierto el Vaticano el cura brasileño había sido destinado a tareas pastorales en las penitenciarías de Alto Paraná. Pero tras el decreto papal De Sousa quedó afuera de los registros clericales.


De acuerdo con el diario Folha de S. Paulo, De Sousa fue denunciado en 2006 por el presunto abuso sexual de monjas de una comunidad católica en Anápolis, el Arca de María, ubicada en el estado brasileño de Goias. La diócesis paraguaya no hizo ninguna mención a esos señalamientos.

 

La Conferencia Episcopal Paraguaya difundió un comunicado en el que sostuvo que "la lucha contra el mal de los abusos cometidos por miembros del clero es una prioridad para el Papa Francisco y de todos nosotros, pastores".

 

El comunicado fue firmado por monseñor Adalberto Martínez, presidente de la Conferencia Episcopal, quien se encuentra en el Vaticano participando del seminario sobre la protección de los menores de edad en la Iglesia.


La última denuncia en Paraguay por presunto abuso sexual por parte de un sacerdote fue registrada en 2017 ante la Conferencia Episcopal y la fiscalía. Una joven catequista acusó de abuso sexual al cura Silvestre Olmedo, que fue destituido de la dirección de una parroquia y enviado a una casa de retiro espiritual.

 

La fiscalía ha solicitado que Olmedo sea enviado a un juicio oral y público.