En La Boca

El policía Chocobar va a juicio por haber asesinado a un ladrón

Policiales - 18/02/2019

Será juzgado por "homicidio agravado", delito que contempla una pena máxima de 5 años de cárcel. En la instrucción entendieron que el agente se excedió en el cumplimiento del deber.


El policía Luis Chocobar, quien en diciembre de 2017 mató a balazos a Juan Pablo Kukoc, un ladrón de 18 años que había apuñalado a un turista en el barrio porteño de La Boca, será sometido a juicio oral y público por el delito de “homicidio agravado”, confirmó el abogado defensor Fernando Soto.

 

Este lunes el juez Nacional de Menores Cristian Axel Von Leers cerró la etapa de instrucción de la causa y elevó la causa a juicio y ahora se espera el sorteo del tribunal para el debate.

 

A su vez, los jueces de ese tribunal juzgarán al presunto cómplice de Kukoc, quien al momento del hecho era menor de edad y que está detenido por "tentativa de homicidio criminis causa".

 

Chocobar será juzgado por el delito de "homicidio agravado en exceso del cumplimiento del deber" en perjuicio de Kukoc, el cual contempla una pena máxima de 5 años de prisión.


"La presencia del exceso se traduce en la desproporción del medio utilizado porque, si bien se extralimitó, quedó más que probado que su fin en modo alguno era quitarle la vida a Kukoc", había dicho en su dictamen, en enero, el fiscal Marcelo Martínez Burgos.


Soto, que además es funcionario del Ministerio de Seguridad de la Nación, dijo que su defendido "está con toda la angustia del caso" y con "la lógica preocupación de una persona que debe afrontar un proceso penal como éste".

 

CÓMO OCURRIÓ EL CRIMEN
El 8 de diciembre de 2017 el fotógrafo estadounidense Frank Wolek caminaba por La Boca y poco antes de llegar a la zona de Caminito, en Olavarría y Garibaldi, fue interceptado por dos asaltantes que le robaron su cámara.


Uno de ellos lo apuñaló una decena de veces en el pecho y lo dejó gravemente herido.


Los ladrones salieron corriendo. Uno logró espacar mientras el otro, a tres cuadras, fue retenido por dos transeúntes que habían visto el ataque.


Poco después llegó Chocobar, efectivo de la Policía Local de Avellaneda, quien se identificó y, según declaró después, le disparó al delincuente porque pensó que iba a sacar un arma.


Kukoc murió por la gravedad de las heridas, en tanto que el otro asaltante fue detenido, al igual que Chocobar, aunque éste fue excarcelado días después.


En enero de 2018, el juez de Menores Luis Velázquez procesó al efectivo por "homicidio agravado por uso de arma y en exceso de la legítima defensa" y le trabó un embargo de 400.000 pesos sobre sus bienes.


Cuando se conoció esa medida, el policía recibió el apoyo del presidente Mauricio Macri, quien incluso lo invitó a la Casa Rosada.


Luego, la Cámara del Crimen modificó la carátula a "homicidio agravado en exceso del cumplimiento del deber", mientras que la Cámara Nacional de Casación Penal también rechazó por "inadmisible" un recurso y los abogados decidieron recurrir en queja a la Corte Suprema.


El 30 de octubre, el Máximo Tribunal desestimó un recurso de queja presentado por la defensa del policía, por lo que quedó firme su procesamiento.


En noviembre, un nuevo peritaje reveló que la bala que mató al ladrón primero rebotó en el asfalto. Ello podría beneficiar a Chocobar ya que sería indicativo de que no tiró a matar.