Ley Justina

Se realizó el primer operativo de ablación multiorgánica del 2019

Info General - 23/01/2019

Se llevó a cabo el pasado 18 y 19 de enero en el hospital Escuela. A partir de esa intervención, cuatro personas pudieron recibir órganos necesarios para seguir con sus vidas y también mejorarlas.

 

A partir de la aprobación de la nueva ley de trasplantes que entró en vigencia el pasado 4 de agosto, se abrió una nueva esperanza para los 10.000 pacientes que se encuentran actualmente en el país en lista de espera para recibir un órgano o tejido. En este contexto, se realizó el primer operativo de ablación multiorgánica del año en Corrientes, en el hospital Escuela Gral. José Francisco de San Martín, dependiente del Ministerio de Salud Pública.

 

Así, el pasado 18 y 19 de enero se realizó en ese centro asistencial el primer operativo de ablación multiorgánica del año y el primer operativo desde la aprobación de la nueva Ley de Trasplante en la Argentina N° 27.447, denominada Ley Justina.

 

El nuevo director del CUCAICOR, Héctor Álvarez, dijo que de las intervenciones, además de él, participó un equipo del hospital Italiano de Buenos Aires; otro, del Sanatorio Allende, de Córdoba;  y también los doctores Mecca y Ojeda, del CUCAICOR.

 

“Gracias a este operativo tuvieron la oportunidad de salvar su vida y mejorarla, un hombre de 47 años que recibió un corazón y estaba en Emergencia Nacional, un hombre de 56 años que recibió el hígado, y un hombre de 50 años y otro de 27 años, correntinos, que recibieron los riñones en el Instituto de Cardiología de Corrientes, encontrándose las córneas en proceso de evaluación para posteriormente ser asignadas en la lista de espera”, destacó Héctor Álvarez.

 

El titular del CUCAICOR, agradeció “infinitamente al donante y principalmente a su familia, a los médicos, enfermeros, enfermeras, camilleros y administrativos del Servicio de Emergencia del hospital Escuela por su compromiso y colaboración en el proceso, al servicio de Laboratorio, Cardiología, Imágenes, Quirófano, Vigilancia y Servicio Social del hospital Escuela y a sus directivos por su colaboración, a la perito médico legal de la Policía de Corrientes que ayudó con los trámites judiciales y al Juzgado de Instrucción de Curuzú Cuatiá, que realizó rápidamente la autorización, posibilitando la ablación”.