Ahora Carrió dice que no le pedirá la renuncia a Garavano y que todo "fue una broma"

Política - 11/10/2018

En la vorágine de locura que se vive en la interna de Cambiemos, hay espacio para lo inverosímil. Luego de los polémicos dichos espetados durante este jueves, Elisa Carrió se desdijo, pero a la vez presentará el pedido de juicio político contra Garavano.


En el marco de un frenetismo de declaraciones, controversias y más internas a herida abierta en el seno de la Alianza Cambiemos, Elisa Carrió salió a echar más nafta en el fuego.



La seguidilla de declaraciones y acciones por parte de la polémica diputada alcanza ribetes insospechados. Durante la mañana de este jueves, Carrió declaró: “Quiero la destitución de Garavano por juicio político”.



“Voy a amigarme con el Presidente cuando me saque a Garavano", dijo Carrió. Más tarde, durante un discurso del presidente Macri, pareció dormirse en una banca en la presentacion de Argentina Exporta, en el CCK.



Horas después, lanzó una catarata de tuits en su cuenta, reculando en 180 grados. "Yo no le pedí ni le voy a pedir la renuncia del Ministro Garavano al Presidente. Lo que dije esta mañana fue una broma, no condiciono ni disputo autoridad".



En una insólita actitud, escribió un siguiente tuit en el que dice: "Pido disculpas por la forma, pero ratifico lo dicho porque es verdad. Ejerzo mi facultad de diputada de pedir juicio político a los funcionarios establecidos por la Constitución Nacional".



Y más tarde, en un movimiento de enderezamiento de naves, disparó: "En aras de distender esta situación voy a posponer por unos días la presentación del Juicio Político que ya hemos elaborado".



La relación entre Carrió y el gobierno de Macri atraviesa uno de los momentos más desconcertantes.
 


Calificá esta nota