A un mes de la decisión del Consejo no firman el llamado a internas

Por Daniel Caram

Bassi y Jorge Romero juegan a las escondidas

Opinión del Director - 01/10/2018

Cierto pero real. Ya se habla de fraude. Por lo menos de actitudes poco claras alejadas del decoro o en términos criollos una tomada de pelo a la militancia del partido que creyó en su dirigencia cuando en Saladas se anunció la fecha de internas. La inexplicable demora del Profesor Bassi en impulsar la decisión impide que la Junta Electoral de a conocer el cronograma electoral con lo cual el proceso interno quedó en vía muerta con un descontento que tiene a acentuarse dentro del partido.

 

Un mes parece un tiempo más que suficiente para refrendar la decisión del llamado a internas. En el interín Bassi impulsó dos documentos del Consejo sobre temas de actualidad pero sigue pisando la decisión tomada en Saladas. Un mal comienzo para un proceso electoral interno que parecía encaminado en un marco de transparencia que hoy queda en duda con Gerardo Bassi y Jorge Romero en la línea de sospecha.

 

Dos fuentes de la Junta Electoral deslindaron responsabilidades. Inculpan a la mesa ejecutiva del Consejo que integran Bassi, Romero y Giraud el no cumplir con la obligación de elevar la resolución a conocimiento de la Junta la cual, para hacer público el cronograma necesita tener a la vista la decisión que no aparece.


Por delante dos hechos políticos. El primero el festejo del día de la Lealtad en la Casa partidaria de la Calle Salta 663 que será parcialmente habilitada y que permitirá que la sede administrativa del partido vuelva a su sede natural.


El segundo el Congreso del Partido en el que aparecen como temas ineludibles la autocrítica por la derrota electoral de la Capital y de la Provincia, el pedido de sanción a los dirigentes que jugaron por fuera del PJ en las últimas elecciones, la paridad de género y la recomposición de la mesa directiva del Congreso.


Otro de los temas que será motivo de tratamiento es la determinación de que las listas de candidatos para las elecciones del 2019 deberán ser encabezadas tanto en diputados y senadores por justicialistas de pura cepa, al menos en los primeros lugares como fue en el 2015, y la decisión ya definitiva de no volver a otorgar superpoderes que menoscaben la jerarquía del Congreso que se reservaría la decisión en torno a las alianzas y al corrimiento de los legisladores.


Aún así, por estas horas lo que domina la escena es el creciente malestar contra la mesa ejecutiva del Consejo Provincial de no rubricar la decisión del Consejo en Saladas lo cual introduce un factor de suma tensión.

 


Bassi, Jorge Romero y Víctor Giraud deben dar cuenta de porque no firman la resolución dictada por el Consejo Provincial hace un mes. Por ahora están bloqueando el avance y la cristalinidad del proceso electoral interno dando pie a las sospechas de distintos sectores que descreen de la transparencia de las internas.

 

Por Daniel Caran 


Calificá esta nota