Grave denuncia

Una de las detenidas por el crimen del penitenciario habría abusado de una compañera de celda

Policiales - 09/08/2018

La madre de la adolescente de tan sólo 13 años realizó una gravísima denuncia que involucra a una de las detenidas por el caso del penitenciario asesinado, Gabriel Tichellio. Aseguró que la policía hizo compartir celda a la menor con la mujer identificada como Miriam Jara. Durante la "horrorosa estadía" aseguró que la mujer abusó de ella y además le detalló como habría asesinado al penitenciario. Todo ocurrió en la Comisaría de la Mujer del Barrio 17 de Agosto.


Norma Flores es madre de una adolescente de 13 años que hace unos días aseguró haber sido víctima de abusos por parte de otra mujer en la Comisaría del barrio 17 de Agosto. Apuntó contra Miriam Jara una de las detenidas del caso del penitenciario asesinado Gabriel Tichellio.

 

“Mi hija armó berrinche y yo la dejé en la Comisaría. Resulta que cuando vuelvo me cuenta que estuvo compartiendo celda con la asesina del penitenciario”, expresó la mujer en comunicación con Radio Sudamericana.

 

“Mi hija me contó que pidió ayuda cuando la mujer intentó tocarle, pero apareció una de las policías y le dijo ‘aguantate por tu caprichito’”. Según detalló Flores, su hija no sólo habría sido abusada, sino que también escuchó los detalles del escabroso crimen del penitenciario. “La asesina le contó cómo habían matado a mazazos al penitenciario”. La denuncia fue radicada ante el Juzgado Nº1 .

 

“Tengo miedo que ahora maten a mi hija porque hizo esta denuncia. Ayer fue día de visitas y no me dejaron entrar”, agregar. “Ahora a mi hija la hicieron dormir en un pasillo para tapar esta denuncia que hicimos”, añadió.

 

 

NOTA RELACIONADA 

 

 

Escalofriantes detalles: El penitenciario fue asesinado a mazazos mientras dormía la siesta

 

 

Su esposa mantenía una relación amorosa con otra mujer. Ambas están detenidas. El jueves a la siesta, el hombre descansaba en su casa cuando lo mataron sobre la cama. A la noche, lo trasladaron a un área oscura en la camioneta adentro de la cual fue encontrado.
 

A pesar de que el asesinato del agente penitenciario Gabriel Tichellio, de 32 años, habría sido premeditado, las dos personas sospechadas de cometerlo dejaron un “reguero” de evidencias comprometedoras.


Pasaron sólo unas pocas horas desde el hallazgo del cadáver hasta que surgió la hipótesis de que su esposa, junto una amante de ella, tendrían mucho que ver. Y fue así. Ambas resultaron apresadas por la Policía bajo los cargos de homicidio calificado.

 

El crimen se produjo, según la hipótesis policial, el jueves entre las 15 y las 16. Luego, a eso de las 21, lo cargaron a una camioneta Renault Kangoo para dejar el cadáver adentro del vehículo hallado abandonado alrededor de las 23:45 de ese día, en avenida Maipú casi las exvías del ferrocarril, en un tramo oscuro.

 

Los estudios forenses determinaron que el penitenciario falleció, estimativamente, 5 horas antes de que lo hallaran. Esto, sumado al testimonio de vecinos, llevó sospechar que el escenario del crimen sería nada menos que su casa.

 

Las heridas en la cabeza fueron del lado derecho del cráneo. Y, por sus características, se encontraba acostado de espaldas y sobre su lado izquierdo. Sufrió múltiples fracturas. “Fue una muerte muy violenta, con bastante de ensañamiento”, reveló una de las fuentes.

En la vivienda familiar, del barrio Nuevo, los investigadores secuestraron un colchón con sangre, ropas y otros elementos de sumo interés para la causa. Siguiendo con la requisa, en avenida Maipú y Ruta 12 cerca de donde dejaron el cuerpo del agente dentro de la Renault Kangoo, hallaron el mazo que habrían utilizado para cometer el homicidio.
 

 


NOTA RELACIONADA

 

Encontraron el mazo con el que mataron al penintenciario

 

En la mañana del domingo se realizó una serie de allanamientos que se concretaron en la vivienda donde vivía el agente penitenciario hallado muerto por Avenida Maipú y Ruta 12. En esta zona se habría encontrado en un descampado el mazo con el cual habrían matado al agente Gabriel Tichellio, mientras que en una requisa realizada en el domicilio del mismo, se encontró el teléfono celular del hombre asesinado.


En la mañana del domingo se realizaron allanamientos en la propiedad donde vivía el agente que fuera hallado sin vida el pasado jueves por la noche. En este lugar, se habría encontrado el teléfono celular del mismo, mientras que en un trabajo simultaneo en la zona donde apareció la camioneta Renault Kangoo, habrían dado con un mazo, presumiblemente utilizado en el homicidio.


Cabe recordar que este sábado, personal de la división anti-arrebato, en un procedimiento realizado en el barrio Laguna Seca, detuvo a una mujer de 32 años de apellido Jara. Desde la policía indican que la mujer estaría vinculada al homicidio del cabo del servicio Penitenciario, Gabriel Tichellio.


Gabriel Tichellio fue hallado el jueves por la noche dentro de su vehículo, una Renault Kangoo, sobre Av. Maipú y Ruta Nacional 12. Luego de una serie de peritajes y exámenes médicos, se determinó que el cabo fue asesinado por al menos dos personas y ya llevaba varias horas de fallecido.

 

 

NOTA RELACIONADA

 



Crimen del penitenciario sería por cuestiones pasionales: Detuvieron a la viuda y otra mujer

 



Luego de un importante allanamiento en la vivienda familiar del cabo primero Gabriel Tichellio, en el barrio Nuevo, la policía detuvo a la viuda y madre de sus tres hijos. Más tarde fue capturada otra mujer de apellio Jara, quien mantendría una relación sentimental con la esposa del fallecido. Ambas están a disposición de la Justicia como principales sospechosas del crimen sucedido en viernes pasado.
 

Luego de la gran conmoción por el homicidio de Gabriel Tichellio, hallado sin vida el jueves en Maipú y Ruta 12, ayer en horas de la tarde la policía realizó un amplio allanamiento en un domicilio del barrio Nuevo de esta Ciudad, donde secuestraron material para la causa y sorpresivamente -en sede policial- detuvieron a la viuda del hombre asesinado.


Horas más tarde del intenso trabajo policial, capturaron a una mujer de apellido Jara, quien mantendría una relación sentimental con la esposa de Tichellio, cabo primero del Servicio Penitenciario.


Trabajaron efectivos de la Dirección de Investigación Criminal, Destacamento San Marcos y personal de la División Antiarrebato de la Policía.
 


Calificá esta nota