44-15

Escocia aplastó a Los Pumas en Resistencia

Deportes - 23/06/2018

En quizás una de sus peores actuaciones de los últimos tiempos, los Pumas fueron superados ampliamente por Escocia con un lapidario 44-15 en el que fue el cierre de la ventana de junio y el fin del ciclo de Daniel Hourcade al frente del seleccionado argentino. La despedida no pudo ser peor: se perdieron los tres encuentros de la serie de mitad de año ante dos equipos (el otro fue Gales), que llegaron al país sin varios de sus mejores jugadores.

 

Los Pumas y otra derrota ante Gales que obliga a un cambio de rumbo
El sábado pesado y lluvioso en Resistencia, ante unas 25 mil personas, dejó una muy pálida imagen de los Pumas, preocupante de cara al futuro, ya que estos mismos jugadores el sábado próximo cambiarán de camiseta y con los Jaguares empezarán a definir en los tres últimos encuentros la clasificación o no a los playoffs del Super Rugby. Habrá que ver si Mario Ledesma les puede acomodar el ánimo y las ideas en la semana que resta al choque ante Stormers, en el estadio de Vélez.


El partido lo manejó Escocia gran parte de los 80 minutos y la rebeldía argentina surgió recién en pocos pasajes del segundo tiempo, con apenas algo de envión de Tomás Lezana (autor de un try) y picardía de Bautista Delguy. El resto estuvo llamativamente en un nivel muy bajo.

El primer tiempo de los Pumas fue lamentable. Los peores 40 minutos en muchísimo tiempo. Escocia hizo lo que quiso. Atravesó sin problema cualquier barrera defensiva, ya que los argentinos carecieron de tackle, sobre todo por el medio de la cancha, donde se produjeron enormes huecos. Por ahí vinieron tres de los cinco tries de los británicos: los dos del medio scrum George Horne y el del wing Kinghorne. Los otros, un line perdido, en el cual el capitán McInally ingresó al ingoal con extrema facilidad, y el último luego una serie de penales y fallas que le permitieron apoyar con sencillez a Horne, nuevamente.

 

En esa primera etapa, que Escocia ganó por 36-3, prácticamente se terminó el partido. Los Pumas, apesadumbrados, como si les pesara el trámite de la tarde chaqueña, no avizoraban ninguna posibilidad de reacción para dar vuelta el resultado.


Escocia se floreó, atacó permanentemente con buenos ángulos de carrera y se impuso en las situaciones de contacto. Sin brillar, pero beneficiado por la apatía argentina. En esos primeros minutos, jugados en gran parte bajo la lluvia, pareció un partido entre dos seleccionados de distinta categoría.

 

En la segunda etapa, pareció que el try de Lezana a los 10 minutos iba a despertar a los Pumas, pero nada de eso ocurrió, ya que inmediatamente Escocia volvió a estirar el score con un try de Fife. Hourcade hizo entrar a todos los suplentes y el equipo tuvo evidencias de reacción nunca concretadas, salvo una corajeada de Santiago González Iglesias que terminó en otro try.

 

Es una situación inédita en las últimas décadas perder los tres partidos de la ventana como pasó esta vez. Más aún: los Pumas recibieron 97 tantos en contra: 23 y 30 ante Gales y 44 ayer en el estadio Centenario. Hourcade merecía otra despedida para su ciclo, pero el partido en Chaco terminó siendo el peor desde que tomó el seleccionado oficialmente hace cuatro años.


Calificá esta nota