Empresario correntino

Martínez Rojas dijo que prefiere estar preso antes que terminar como Nisman

Info General - 13/03/2018

El nombre Mariano Martínez Rojas comenzó a sonar públicamente tras adquirir dos medios de comunicación pertenecientes a Sergio Szpolski y Matías Garfunkel: el diario Tiempo Argentino y Radio América.

 

A mediados del año pasado, por miedo, el empresario correntino decidió mudarse a Miami, donde el FBI lo detuvo en enero pasado, acusado de violación de Visa en el estado de La Florida, Estados Unidos.

 

Cabe mencionar que Martínez Rojas se encontraba prófugo de la Justicia argentina en el marco de la causa que investiga "la mafia de los contenedores" y el presunto lavado de dinero K. Fue procesado por el juez en lo Penal Económico Gustavo Meirovich por asociación ilícita, lavado de dinero y contrabando.

 

El panorama se está complicando también para Cristina Fernández de Kirchner, tras quedar firme su pedido de prisión preventiva por encubrimiento del atentado a la AMIA. A esto se suma la determinación por parte del Tribunal Oral Federal 2, de que las causas referentes a la "La ruta del dinero K" y la corrupción en la obra pública queden vinculadas, por lo cual se van a juzgar de manera conjunta.

 

En este marco, fuentes cercanas a Martínez Rojas aseguran que él mismo reconoce que si lo extraditan a Argentina, su destino será similar al del fiscal Alberto Nisman, cuya muerte aún no fue esclarecida. "Tengo infinidad de pruebas para demostrar, de manera contundente e irrefutable, todo lo que fue la corrupción kirchnerista", señaló el empresario.

 

Víctimas de la “mafia k”

 

Martínez Rojas es uno más de la lista conformada por quienes alguna vez tuvieron temor de ser asesinados por el kirchnerismo.

 

Tanto Leonardo Fariña, ex contador y valijero de Lázaro Báez, como Federico Elaskar, ex dueño de la financiera SGI conocida como "La Rosadita" a través de la cual se lavaba ese dinero, recurrieron a la denuncia pública como método para no terminar en un zanjón. 

 

Incluso Antonio Stiuso, ex miembro clave de la Secretaría de Inteligencia (ex SIDE), se autoexilió en Miami por la misma causa, y así lo hizo saber al decir que “está convencido de que el Gobierno anterior quiso matarlo”.

 

Quien sí terminó muerto fue Leandro Andrada, el motorman que había cumplido el turno anterior en el tren de la tragedia de Once. El letal ataque mientras esperaba un colectivo durante una madrugada se produjo luego de haber declarado que la formación estaba sobrecargada y "lenta de frenos". Con cuatro balazos por la espalda, terminaron con su vida.

 

A pesar de que el kirchnerismo hoy está en la sombra política, algunos “hilos” sigue manejando, por lo cual estos antecedentes alcanzan para justificar los temores de Mariano Martínez Rojas en relación a un posible retorno al país. NovaArgentina 


Calificá esta nota