EEUU

Trump echó a Tillerson y el jefe de la CIA asume como secretario de Estado

Internacionales - 13/03/2018

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció a través de Twitter que desplazó al secretario de Estado, Rex Tillerson, y en su lugar nombró al actual jefe de la CIA, Mike Pompeo.


El magnate informó también que Gina Haspel se hará cargo de la agencia de inteligencia, "la primera mujer elegida" para ese puesto.

 

"Mike Pompeo, director de la CIA, será nuestro nuevo secretario de Estado. Hará un trabajo fantástico. ¡Gracias a Rex Tillerson por su servicio! Gina Haspel será la nueva directora de la CIA, y la primera mujer en alcanzar este cargo. ¡Felicidades para ella!", tuiteó.

 

Trump admitió este martes diferencias con Tillerson por el acuerdo nuclear con Irán. "Yo quería romper el acuerdo con Irán o hacer algo y él pensaba distinto. No pensábamos lo mismo", declaró. Las diferencias durante su gestión se extendieron a temas como la salida de EEUU del Acuerdo de París, el traslado de la embajada a Jerusalén o recientemente la imposición de aranceles al acero y el aluminio.

 

En el entorno de Tillerson aseguraron que no conocen los motivos de su salida y que su intención era permanecer en el cargo.


A lo largo de un año Tillerson ha sido saltado e ignorado por el presidente en repetidas ocasiones, y los rumores de su salida suenan desde el verano pasado, como contó LPO México.

 

De acuerdo con reportes de fuentes al interior de la administración, John Kelly convenció a Tillerson de permanecer por lo menos un año en el cargo para evitar proyectar caos al interior del gobierno.

 

El nuevo canciller representó al distrito 4 de Kansas durante seis años hasta que fue puesto al frente de la principal agencia de inteligencia estadounidense el año pasado. Pompeo llegó al Congreso con la oleada de candidatos conservadores libertarios que tomaron por asalto al Partido Republicano en 2011. Formaba parte del llamado Tea Party.

 

A pesar de que ha mostrado ser un hombre del presidente, Pompeo ha adoptado posturas más agresivas respecto a Vladimir Putin y Rusia, y le ha tocado malabarear la relación entre la comunidad de inteligencia y un presidente que la ha atacado en repetidas ocasiones y que ha desestimado sus conclusiones respecto a las elecciones de 2016.

 

Trump anunció también que al frente de la CIA quedaría Gina Haspel, "la primera mujer elegida" para hacerlo, dijo. Haspel es una espía de carrera que dirigió brevemente el Servicio Nacional Clandestino en 2013 durante la administración de Barack Obama.

 

Tillerson, quien estuvo al frente del gigante energético Exxon Mobile de 2006 a 2016, salió del retiro para unirse al gobierno por un sentido de responsabilidad. "Yo no quería este trabajo, yo no busqué este trabajo", declaró en algún momento. "Mi esposa me dijo que yo debía hacerlo".

 

Uno de los escándalos más sonados alrededor del ex canciller fue la versión de que durante una reunión con altos mandos del Pentágono, el ex canciller llamó a Trump un "maldito imbécil", versión que en un principio Tillerson no negó, aunque sí salió a decir que consideraba al presidente un hombre muy inteligente.

 

Trump en varias ocasiones humilló públicamente a su canciller, particularmente cuando se trataba de la relación con Corea del Norte. "Le dije a Rex Tillerson, nuestro maravilloso Secretario de Estado, que está desperdiciando su energía tratando de negociar con el Pequeño Hombre Cohete", tuiteó el presidente en octubre. "No gastes tu energía, Rex, ¡haremos lo que tengamos que hacer!". LPO


Calificá esta nota