Cazadores Correntinos y Resoagli

Motomandado manoseó y golpeó brutalmente a una joven

Policiales - 21/02/2018

Lo expresó Belén Aria, la joven que fue atacada  ayer en la esquina de Cazadores Correntinos y Resoagli cuando salía de trabajar. La chica ratificó que el delincuente pertenecía (o al menos tenía el uniforme) a una empresa de motomandados. Los detalles del hecho, impactan: el delincuente la tiró al piso, la dejó tirada y huyó.

 

“Salía de trabajar cerca de las 9 de la noche. Se me cae una pulsera del pie, y freno a buscarla cerca de una concesionaria por Cazadores Correntinos y Resoagli. Yo iba en bici y cuando me subo de nuevo veo que un motomandado estaba estacionado, pero no pensé que me iba a hacer algo”, contó Belén Aria en diálogo con La Dos.
 

“Me aparece de golpe, y me empieza a manosear.. me manoseó los pechos y la cola y me decía ‘dame tu celular y tu bici... bajate’ y le dije ‘no te voy a dar’. De tanto que forcejeamos me dió una patada en la rueda delantera de la bici, y caí al piso. Por eso tengo golpes en todo el cuerpo”, describió.
 

Belén dijo que nadie la ayudo: “pasaba gente por al lado mío pero nadie hizo nada. Ahora cambiaron las cosas... nadie se mete por miedo a involucrarse.  Yo gritaba, pedía auxilio, había un chico cerca y no hizo nada. Después paró una señora en el semáforo y me ayudó, pasó un patrullero y nada... recién me ayudó un segundo patrullero".

 

E insistió: “fue un motomandado, llegue a ver que decía motomandado. Era flaquito, ojos achinados, pelo negro, piel trigueña, remera roja, bermuda de jean, y zapatilla gris. No llegué a ver su patente”, precisó.
 

“No me sacó el celular. Yo tenía en el pecho el celular, y él me metía la mano pero no encontraba. Yo le decía que no le iba a dar nada porque yo sola me compré la bici y el celular. Cuando él quiere sacarme el celular y la bici yo pensaba 'me bajo y le doy la bici', pero después pensé que si me bajaba me iba a violar.  De tanto que forcejeamos, caigo y él se da a la fuga. Habrán sido casi 15 minutos de pelea, yo no paré mi bici y él no paró su moto, yo fui fuerte y no me bajé de la bici y no le di mi celular”, sostuvo.
 

“Era como que yo estaba discutiendo con mi pareja, nadie hacía nada, nadie me ayudaba. Jamás me voy a olvidar de su cara, sé que hay varios motomandados que hacen esto, yo tuve el coraje de escribir todo esto”, remarcó.
 

“Tardó mucho la Policía, quedé en shock, no me acordaba de mi nombre, de nada, fue un momento muy feo, hasta que la señora me ayudó”, detalló.
 

“Cuando llegó la Policía se preguntaron entre ellos qué pasaba y uno le dijo a otro ‘uno le tocó la cola’ y se río y yo le dije ‘cómo dijiste’ y me dijo ‘nada, nada”, contó.
 

“Me llamaron de la Comisaría, pero yo no quería hacer la denuncia porque no sabía si me iban a tomar la denuncia porque no sabía nada del chico. La ambulancia tardó un montón si era algo más grave terminaba muerte seguro. No daba más, fue un momento horrible, el chico era muy violento y sé que era un motomandado, no sé cómo se le da trabajo a estos delincuentes”, agregó Belén. 


Calificá esta nota