Preocupación en Itá Ibaté por corte de luz que afecta al turismo

Interior - 12/01/2018

durante varios días la comunicación telefónica con personas de la localidad de Itá Ibaté, distante a 154 kilómetros, fue insostenible. Pero existen otras cuestiones aún más imposibles, poder contar con energía eléctrica segura y constante. La baja tensión que se registra desde inicios de noviembre quemó ya varios artefactos eléctricos en una cabaña dedicada al turismo receptivo. Similar situación padecen a diario varios emprendedores y pobladores de la localidad.


Raúl Zoperez es un cabañero dedicado desde hace más de 30 años a recibir en siete hectáreas a pescadores y personas que gustan de los placeres que ofrece el río Paraná. En el lugar y con mucho esfuerzo logro edificar cuatro cabañas y disponer de un complejo de camping con bajada de lancha privada para los pescadores.


Es por ello que recibe a menudo a turistas de Misiones, Buenos Aires, Brasil y Uruguay entre otros. Por esta razón intenta siempre brindar un buen servicio a quienes pasan por su hospedaje. “Desde que empezaron los calores se me quemaron tres aires acondicionados, cuatro freezer, dos heladeras, ventiladores y más de cien focos” graficó a época.


Lo mas llamativo es que un transformador está a 150 metros de su complejo turístico. “Teniendo tan cerca el transformador yo necesito un trifásico directo o un transformador chico a la entrada de las cabañas, una línea directa porque así no se puede trabajar”, indicó el emprendedor, quien advirtió que esto es “una cadena”. “Si no recibimos turistas, acá hay gente que no trabaja porque nosotros contratamos personas para limpieza, para las comidas, para el traslado de los turistas y todos son personal de esta localidad”, aseveró acongojado por la situación que pasa esta localidad que creció gracias al turismo en la zona.


Solo como ejemplo, ayer por la tarde la localidad sufrió por más de tres horas un corte energético. “Pero esto no es nada, como hay baja tensión en las cabañas se tienen que turnar para prender los aires, por ejemplo ayer – por el miércoles- yo medí los voltios y una fase estaba en 180, otra en 190 y así”, dijo.
Los reclamos se hicieron en varias oportunidades al encargado local de la Dirección Provincial de Energía de Corrientes (DPEC) pero, al parecer caen al vació, porque nunca se brindó una solución definitiva a la problemática. “Yo realmente estoy desesperado porque me da mucha vergüenza no ofrecer un buen servicio a personas que se acercan a las cabañas”, sentenció el cabañero.


Calificá esta nota