Esquina-Goya

Puente caído: Obras demoradas y vecinos incomunicados

Interior - 13/09/2017

Cientos de correntinos padecen a diario las duras circunstancias que debe atravesar para viajar entre las localidades de Esquina y Goya, que siguen aisladas desde hace dos meses por la caída de un puente y la única ruta provincial alternativa permanece intransitable.


Se trata de un puente de cien metros caído el 8 de julio pasado en la ruta nacional 12, sobre el arroyo Guazú, que conecta las ciudades correntinas de Goya y Esquina.


Autoridades de Vialidad Nacional en la zona explicaron a los vecinos que los trabajos para montar un puente bailey como paso alternativo no pueden avanzar porque no hay obreros capacitados para manejar las máquinas.


Los trabajos consisten en el armado de un terraplén, que ahora quedó a mitad de camino, sobre el cual deberán montar un pedraplen para fijar luego el puente de hierro y chapas que servirá como paso alternativo.


Mientras tanto, la gente cruza el arroyó en lanchas que hacen un recorrido de dos kilómetros hasta encontrar tierra firme porque bajó el nivel del agua en los últimos días.


Estudiantes, docentes y otros trabajadores hace todos los días ese trayecto y la situación se torna angustiante cuando se trata de urgencias como el traslado de pacientes que deben esperar en camillas, debajo de los árboles, hasta que llegue la lancha para que puedan continuar hasta el hospital zonal de Goya.


Las circunstancias son dolorosas: los correntinos publican todos los días fotos de pacientes que esperan en camillas la llegada de la lancha al costado del arroyo y hace dos semanas falleció una anciana de 80 años que no llegó a tiempo al hospital goyano.


Las autoridades de Vialidad tienen la esperanza de colocar el puente de metal para que funcione recién en noviembre, pese a que el correntino Carlos Vignolo, titular del Plan Belgrano, prometió que el mismo estaría para septiembre.


“En 15 o 20 días quedará habilitado el paso entre Esquina y Goya”, dijo Vignolo en declaraciones a la prensa el 9 de septiembre pasado.


En cambio, al día siguiente, el representante de Vialidad Nacional, José Andriani, afirmó que “a partir de la semana que viene comenzarán otra etapa para la colocación del puente” y que “eso va a demandar entre 40 y 45 días hábiles si el tiempo acompaña bien”.


Andriani atribuyó las demoras en la obra para la instalación del puente al franco que se toman los trabajadores de las máquinas que hacen el terraplén y explicó que no pueden contratar a otros obreros para cubrir los días libres.


“Tuvimos un período donde la empresa le dio días largos de franco a los obreros y los otros obreros que tiene disponible la empresa están en otras obras de otras provincias; y no se consiguen obreros de este tipo en la zona”, dijo el funcionario de Vialidad al programa Mas de Uno del canal de Esquina Imagen.


El Gobierno provincial del radical Ricardo Colombi había prometido que iba a mejorar el estado de la ruta provincial Nº30 con un enripiado urgente de la misma, pero hasta el 12 de septiembre, dos meses después, la obra no comenzó y es imposible transitar por ese camino entre barro y pozos.


La semana pasada, un camión quedó empantanado y recién pudo salir 36 horas después cuando un tractor lo arrastró, aunque el camionero debió dejar el acoplado en el camino y buscarlo tres días después.


Calificá esta nota