No cuentan con asesoría legal

Okupas del barrio 17 de Agosto piden asistencia del Estado

Info General - 12/08/2017

A una semana de la usurpación, las familias aseguran que no pueden pagar el servicio de un abogado y temen un posible desalojo. Funcionarios visitaron el predio para ver las condiciones de vida y advierten que el litigio podría resolverse recién el año que viene.

 

Más allá de la falta de definiciones judiciales respecto de la toma del predio del barrio 17 de Agosto la semana pasada, crece la preocupación entre los okupas por la imposibilidad de contratar un servicio de representación legal. De esta manera, tras la denuncia realizada por el propietario de una parte del terreno, las familias buscan alguna alternativa para llevar adelante las cuestiones administrativas y judiciales.


Sobre esta cuestión, una de las personas del predio comentó que “no tenemos a nadie que nos defienda y consultamos a varios abogados pero la verdad es que no podemos pagar”. En este mismo sentido, agregó que “nos cuesta entre $500 y $1.000 la consulta, y seguir la causa cerca de $5.000”.


Por su parte, el abogado de uno de los dueños del terreno advirtió el jueves que pedirán el desalojo de las familias y la liberación total del predio que se encuentra tomado desde el viernes de la semana pasada. Vale decir que el propietario se mantiene firme en su postura desde el momento de la usurpación, negándose a acordar una venta con los okupas.


El subsecretario de Derechos Humanos de la Provincia, Manuel Cuevas, visitó ayer el sitio para interiorizarse de la situación de las familias. Respecto del proceso judicial que ya está en marcha, el funcionario explicó que “la jueza a cargo tendrá que llamar a declarar a todos los imputados en la causa, eso va a llevar bastante tiempo”. Según lo establecido, el desalojo podría darse recién después de que culmine la ronda de testimonios y la magistrada tenga un plazo de tres meses para decidir.


Teniendo en cuenta los tiempos judiciales, la sobrecarga de expedientes y la cantidad de personas que serían imputadas en caso de prosperar la denuncia por usurpación, Manuel Cuevas estimó que “veo difícil que pueda resolverse este año el conflicto”. Asimismo, el titular del área de Derechos Humanos dijo que “la idea es que pueda haber un proceso de mediación y se encuentre una solución a este conflicto”.


A pocos metros de allí, los dos pequeños terrenos tomados continúan días después sin custodia policial y las precarias casillas se afianzan lentamente. Según comentaron, estas personas tendrían encaminado un acuerdo con el dueño para comprar en cuotas los lotes, allí en Florencia y Paul Groussac.

 

Menores


Más allá de la cuestión legal, las familias del predio se muestran en alerta por la situación de vulnerabilidad en que se encuentran los menores que viven allí con sus padres. La falta de atención médica en general y de asistencia a niños con discapacidad son algunas de las inquietudes que surgieron en los últimos días en este sentido.


Al respecto, Manuel Cuevas dijo a este matutino que “fui al lugar sobre todo para ver las condiciones de vida que tienen y buscar soluciones a algunos casos particulares”. De esta manera, tras el pedido de ayuda de familiares de un chico con dificultades, la Provincia buscará en los próximos días algunas alternativas de asistencia.


Por su parte, uno de los okupas aseguró que “son cerca de 75 chicos los que están acá y estamos luchando para que estén bien y poder ayudarlos”. Ayer a la tarde, las familias se organizaron y realizaron una chocolatada comunitaria en el terreno, justamente para la merienda de los más pequeños.  


Calificá esta nota