Por Daniel Caram

Fuera de agenda

Opinión del Director - 17/05/2017

Puede ser que molesten. Causan obvios problemas cuando se manifiestan, porque lo hacen en pleno microcentro, interrumpiendo el tránsito en horarios pico.

 

Pero dejando de lado ésta puntual situación, que no dura más de una hora o dos, los reclamos son genuinos y claves más aún en un momento complejo del país, donde parecen olvidados los principios básicos de los derechos adquiridos por los sectores más vulnerables de la sociedad.

 

Hoy volvieron a movilizarse –como lo hicieron en todo el país- las agrupaciones sociales en Corrientes con el claro mensaje de alertar sobre la emergencia alimentaria, insistiendo en una problemática que conlleva una realidad social que golpea… duele.

 

¿Las respuestas?. Nulas.

 

Solo el obligado acto de recibir el petitorio y nada más.

 

Solo el formalismo de algún funcionario de tercera línea encargado de escuchar las quejas, y a otra cosa.

 

El drama instalado se fortalece como un castigo en el marco de una naturaleza que parece ensañarse: “me preocupa que la gente empiece a tener hambre… eso es lo prioritario”, reconoció el padre Epifanio Barrios, luego de reunirse con el Gobernador, sintetizando lo que sucede con la gente inundada en San Luis del Palmar.

 

Son las cosas del hambre… y está claro que para muchos, eso no es prioridad.